POEMAS AL MAESTRO

Ir a Comentarios
El orden mostrado es por puntuación.
Puedes modificarlo según los criterios:
Compartir:


Cuando vengo al cole por la mañana
espero impaciente que empiece tu clase,
pues eres un maestro ejemplar
y muy enrollado a la vez.

Eres inteligente, justo y cercano
y nos ayudas mucho a todos;
si yo tuviera que darte una nota
¡sin duda te pondría un diez!.

Autor del poema: Anónimo
Puntuación del poema: 8.67
 Puntúa
 Envía
 Comenta


Cada maestra de nuestro planeta
es mujer valerosa y aguerrida,
ellas hacen la patria más completa,
ellas son luz y amor para la vida.

Ser maestro es misión de gente noble,
es ser un portador de la alegría,
sembrador de valores en los hombres,
buscador de la paz todos los días.

Como Jesús allá en la Galilea
tu palabra, maestro, centellea
aniquilando al miedo y la ignorancia.

Tu palabra, maestro, es una tea
partera del saber y de la idea
que muéstranos caminos de esperanzas.

Autor del poema: Anónimo
Puntuación del poema: 8.62
 Puntúa
 Envía
 Comenta


Gracias, maestro
por ser un ejemplo para mí.

Cuando pienso en todo lo que me has enseñado
y me veo en tu reflejo,
quiero ser como tú:
inteligente, interesante y comprometido
positivo, confiable y modesto,
yo quiero ser como tú.

Informado y fácil de entender
pensando con la mente pero también con tu corazón,
motivándonos para sacar lo mejor de nosotros
con sensibilidad y devoción:
quiero ser como tú.

Dándonos tu tiempo, energía y talento
para asegurar que el más brillante de los futuros
nos es ofrecido a cada uno de nosotros.

Gracias maestro,
por darme un objetivo en la vida por el que luchar:
¡Yo quiero ser como tú!.

Autor del poema: Anónimo
Puntuación del poema: 8.42
 Puntúa
 Envía
 Comenta


Dedicado a todos sus maestros


Viviendo entre otras vidas, olvida su propia vida,
destruyendo las tinieblas de la ignorancia gana su guerra,
su mayor paga son las respuestas de sus alumnos,
reír con ellos es su mayor goce.

Aunque triste esté, sonriente se le ve
la imagen más perfecta de comprensión y amor.
Su tiempo lo regaló y nunca lo discutió.
Unos lo quisieron, otros lo olvidaron
Más él siempre los quiso a todos.

Ahora, lento camina, el viento lo vence
y su voz ya no luce galante como cuando les leía.
Sentado esta, mirando el cielo, sus ojos se cierran,
su mano cae y deja libre una hoja de papel.
La ultima nota escrita, el viento la entona
y la impulsa sobre la corriente de un río.

Me llevo el gran triunfo de saber que ustedes,
mis hijos, mis alumnos queridos,
representan en cada gesto, en cada andar, en cada vibración
pedazos de mí espíritu
que ahora ya son hombres seguros,
con ideales firmes y honestos.

Si algunos se pierden en esta rueda que es la vida,
volveré en la frase de un amigo, en la mirada de un niño,
en el entrecejo de un padre, o la caricia de una madre,
y te haré recordar, cual es tú 'camino'.

Autor del poema: Henry Binerfa Castellanos
Puntuación del poema: 8.20
 Puntúa
 Envía
 Comenta
Desde el 1 hasta el 4 de un total de 9 poemas al maestro
1 2 3 »
Añade tus comentarios
Fotos de casas
Fotos de paisajes