9 Poemas malos 

CANCIÓN INFANTIL

¿Quién ríe, se ha reído?
Pues sí que se ha lucido.
Se ríe y han creído
que su razón ha habido.
¿Quién llora o ha llorado?
Llorar se ha terminado.
Si llora, por sentado,
que hay algo que ha ocultado.
¿Quién habla o se ha callado?
Si calla es denunciado.
Y si habla, ha silenciado
por qué al final ha hablado.
¿Quién juega tan temprano?
Si juega será en vano,
Ya se quemó la mano
con ese juego insano.
¿Quién muere, quién se ha muerto?
Quien muere, llega a puerto.
Si muere, ten por cierto,
que el caso queda abierto.

Autor del poema: Günter Grass

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

AL FINAL TRES DESEOS

Ven, baila conmigo mientras aún aliente
y exista de suelas arriba.
Lo que de cambiar el paso he aprendido desde mi infancia
me sigue siendo conocido, como la palma de la mano,
pero a menudo, en la pantorrilla izquierda siento un golpeteo,
un dolor que se me va cuando estoy quieto.
Te pido pues una pausa de tolerancia
hasta que esté ágil para la otra danza.

Ven, acuéstate conmigo, mientras esté erecto lo que más me importa
y se dé importancia, como si estuviera puesto a prueba,
algo que en todo el mundo funciona según estadísticas:
cerca del círculo polar, en el desierto de Gobi incluso los ancianos
hacen el coito antes de expirar
y buscan el placer a cualquier precio.
Comprende, pues, la paciencia es un apoyo
antes de que él -te extrañas- llegue al hoyo.

Ven, mírame: a ver si sé hacer el pino
y al verlas al revés reconozco las cosas,
igual que antes siempre mirando desde arriba, como una jirafa,
y desde abajo, de través, como gusano humano,
todo cuadraba para mí: lo que impedía ser feliz
y qué era primero en el mundo: el huevo o la gallina.

Haciendo el pino, pues, en esta posición
-compréndelo- parezco un signo de interrogación.

Ven pues, acuéstate, baila, pásmate y mira
de qué soy yo aún capaz con humor y sin ira.

Autor del poema: Günter Grass

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

NUESTRO AMOR

En la sala de espera sin nombre ni rostro,
Libre de los pasos violentos que destrozan el camino,
De la memoria que destruye como un ácido el alma,
Cadáver vacío de esperanza,
Ilusiones convertidas en humildes piedras,
Y el corazón latiendo para siempre en el mismo punto.
Yo había atravesado la vida como un balazo durante cuarenta y tres años,
Hasta que naciste tú.
Saltamos las barreras del tiempo,
Nuestras almas milenarias pudieron encontrarse.
Tú sabías que algún día tendrías que asistir a mi muerte,
Dejarme disolver en tu memoria.
Yo sabía que debería impedir tu suicidio,
Convencerte de que continuaría invisible junto a ti.
El presente se convirtió en joya,
A la que transformamos en esfera,
Danzando con los astros alrededor del ojo de dios.
Con euforia mezclada de tenebrosa angustia,
Vimos la eternidad en cada segundo,
Y al infinito acurrucado
Como un gato junto a nuestros pies.
Nuestros corazones aprendieron a latir al mismo ritmo,
Conversamos sin cesar con las bocas pegadas,
Una junta a la otra.
Le dimos a nuestros cuerpos cadáveres,
El orgasmo que los vestía de ángeles,
Los ruidos invasores se convirtieron en música,
Y la manzana que ambos mordimos,
Adquirió el sabor del elixir de las vidas sin fin.
Qué más se puede pedir!
Ahí vamos felices hacia el exterminio,
Como el sol y sus planetas,
Como las miríadas de universos,
Exterminio que es pantano,
Dando origen a la sublime flor de la conciencia,
Cuyo aroma es el amor.

Autor del poema: Alejandro Jodorowsky

93.10%

votos positivos

Votos totales: 29

Comparte:

EL MUNDO EN LLAMAS

El mundo en llamas...
Taxi desde África...
El Gran Hotel...
Una gran fiesta anoche
atrás, volviendo atrás
en todas direcciones
durmiendo estas insanas horas.
Nunca me despertaré
de buen humor otra vez.
Estoy harto de estas apestosas botas.

Autor del poema: Jim Morrison

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

PEQUEÑOS ACTOS DE BONDAD

No me queda más que alegrarme,
ofrecerle un vaso de vino al mendigo,
impedir que los gatos orinen las flores,
con silencio de perro acompañar a la viuda,
darle sábanas limpias al loco,
aplaudir a los malos actores,
prestarle dinero al estafador,
enviar rosas a la fea,
regalarle mi bastón al ciego.
Pequeños actos de bondad
realizados bajo la indiferencia
de un dios que no distingue
el bien del mal
ni la luz de su sombra.

Autor del poema: Alejandro Jodorowsky

70.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

TENGO UN DOLOR EN MI CABEZA

“Tengo un dolor en mi cabeza”
Dijo la enferma Beckford
a su doctor, con miedo
Oh! ¿Qué tomaré para ello?

Dijo su doctor con miedo
Cuyo nombre era Newnham
“Para este dolor de tu cabeza.
Ah! ¿Qué puedo hacer, señora?”

Dijo la señora Beckford “Supongo
que si piensa que no hay riesgo,
Tomaré una buena dosis de
enérgico calomelano”.

“Es una idea digna de elogio”
Contestó Mr. Newnham
“Lo tendrá en poción
y también lo tomaré yo, señora”.

Autor del poema: Jane Austen

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

TE AMARÉ

Te amaré, te amaré como al mundo
te amaré aunque tenga final
te amaré, te amaré en lo profundo
te amaré como tengo que amar.

Te amaré, te amaré como pueda
te amaré aunque no sea la paz
te amaré, te amaré lo que queda
te amaré cuando acabe de amar.

Te amaré, te amaré si estoy muerto
te amaré el día siguiente además
te amaré, te amaré como siento
te amaré con adiós, con jamás.

Te amaré, te amaré junto al viento
te amaré como único ser
te amaré hasta el fin de los tiempos
te amaré y después te amaré.

Autor del poema: Silvio Rodríguez

50.00%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Y AQUÍ ESTÁS

Y aquí estás
viviendo a pesar de todo.

Autor del poema: Rupi Kaur

33.33%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

ESTA PEQUEÑA BOLSA

Esta pequeña bolsa, espero, probará
Que no fue hecha en vano
Pues si necesitas una manos
Toda la ayuda te brindará

Y cuando estemos listos a partir
También servirá para otro fin,
Posa tus ojos en la bolsa vacía
Y recordarás a tu amiga

Autor del poema: Jane Austen

33.33%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Desde el 1 hasta el 9 de un total de 9 Poemas malos

Añade tus comentarios