Comparte:
LA ENREDADERA 

Por el molino del huerto
asciende una enredadera.

El esqueleto de hierro
va a tener un chal de seda

ahora verde, azul más tarde
cuando llegue el mes de Enero

y se abran las campanillas
como puñados de cielo.

Alma mía: ¡quién pudiera
Vestirte de enredadera!

Autor del poema: Juana de Ibarbourou

70.86%

votos positivos

Votos totales: 3696
Añade tus comentarios