13 Poemas para el día del padre 

Comparte:
PADRE ES...

Hay un dicho que dice
Padre es el que cría
no el que procrea
Pues cualquiera hace un muchacho
pero no cualquiera lo cría
El padre, así como debe ser padre
también debe ser amigo
debe corregir, pero también debe compartir
debe reprender, pero también debe educar
debe decir, pero también debe escuchar

El buen padre se sacrifica por sus hijos
ve por su bienestar
los apoya, los aconseja en sus proyectos
Los motiva
sobre todo les da un buen ejemplo

Los orienta, se comunica con ellos
ríe con ellos
Comparte con ellos…

Les da la suficiente confianza
para que estos
Le comuniquen sus problemas
Para entonces despues el
ayudarles con ellos

El hijo a su vez, debe ser agradecido
debe respetar y honrar a sus padres
siempre recordarles
visitarles, preocuparse por ellos
y cuando estén lejos, llamarles.

Tener detalles con ellos
buscar vivir la vida, con honor
que sus padres
Siempre se sientan orgullosos

Recordar que ahora son hijos
pero ya después serán padres
y así como han sido criados
buscar a criar a sus hijos
levantarlos con principios
con buenas bases morales

Padre, muestra, expresa, cariño
respeto y amor a tu hijo
Hijo, muestra, expresa, cariño
respeto y amor a tu padre
que se sientan orgullosos de ti
así como tu te sientes, orgulloso de ellos

Sé responsable con tus hijos
Para que ellos tambien, sean responsables para contigo.
Lo que ellos puedan llegar a ser te lo deberán a ti
a los buenos principios morales, que tu les inculques

Buenos cimientos, crean buenas bases
Ayudan a construir y a edificar
Tu recompensa, será su respeto
sus muestras de afecto, su amor
lo orgulloso que se sientan
y lo bien que siempre hablen de tí…
Dejando saber con esto
los buenos padres
que ustedes han sido

Autor del poema: Héctor Montes

77.80%

votos positivos

Votos totales: 946

Comparte:
MI QUERIDO, MI VIEJO, MI AMIGO


Esos tus cabellos blancos, bonitos
ese hablar cansado, profundo
que me lee todo lo escrito
y me enseña tanto del mundo.

Esos pasos lentos que ahora
caminando siempre conmigo,
ya corrieron tanto en la vida
mi querido, mi viejo, mi amigo.

Esa vida llena de historias
y de arrugas marcadas por el viento,
recuerdos de antiguas victorias
son lágrimas lloradas al viento.

Tu voz dulce y serena me calma,
y me ofrece refugio y abrigo,
va calando dentro de mi alma,
mi querido, mi viejo, mi amigo.

Tu pasado vive presente
en las experiencias sentidas,
y en tu corazón consciente
de las cosas bellas de la vida.

Tu sonrisa franca me anima
tu consejo sabio me cría
abro el corazón y te digo
mi querido, mi viejo, mi amigo.

Yo, te he dicho casi todo,
y casi todo es poco,
frente a lo que yo siento.

Mirando tus cabellos
tan bonitos
abro el corazón
mi querido, mi viejo, mi amigo...
Mirando tus cabellos
tan bonitos
abro el corazón
mi querido, mi viejo, mi amigo...
Mirando tus cabellos
tan bonitos
abro el corazón
mi querido, mi viejo, mi amigo...

Autor del poema: Roberto Carlos

77.53%

votos positivos

Votos totales: 2920

Comparte:
MI PADRE, CUANDO YO TENÍA...

4 años : Mi papá puede hacer de todo.
5 años : Mi papá sabe un montón.
6 años : Mi papá es más inteligente que el tuyo.
8 años : Mi papá no sabe exactamente todo.
10 años : En la época en que mi papá creció,
las cosas seguramente eran distintas.
12 años : Oh, bueno, claro,mi padre no sabe nada de eso.
Es demasiado viejo para recordar su infancia.
14 años : No le hagas caso a mi viejo.
¡Es tan anticuado!
21 años : ¿Él? Por favor, está fuera de onda,
sin recuperación posible.
25 años : Papá sabe un poco de eso,
pero no puede ser de otra manera,
puesto que ya tiene sus años.
30 años : No voy a hacer nada hasta no hablar con papá.
40 años : Me pregunto cómo habría manejado esto papá.
Era inteligente y tenía un mundo de experiencia.
50 años : Daría cualquier cosa por que papá estuviera aquí
para poder hablar esto con él.
Lástima que no valoré lo inteligente que era.
Podría haber aprendido mucho de él.

Autor del poema: Ann Landers

77.44%

votos positivos

Votos totales: 1755

Comparte:
MI PADRE

Yo tengo en el hogar un soberano,
único a quien venera el alma mía;
es su corona de cabello cano,
la honra su ley y la virtud su guía.
En lentas horas de miseria y duelo,
lleno de firme y varonil constancia,
guarda la fe de que me habló el cielo
en las horas primeras de mi infancia.
La amarga prescripción y la tristeza
en su alma abrieron incurable herida,
es un anciano y lleva en la cabeza
el polvo del camino de la vida.
Ve del mundo las fieras tempestades,
de la suerte las horas desgraciadas,
y pasa, como Cristo el Tiberíades,
de pie sobre las ondas encrespadas.
Seca su llanto, calla sus dolores,
y sólo en el deber sus ojos fijos,
recoge espinas y derrama flores
sobre la senda que trazó a sus hijos.
Me ha dicho: "A quien es bueno, la
amargura
jamás en llanto sus mejillas moja;
en el mundo, la flor de la ventura
al más ligero soplo se deshoja.
Haz el bien sin temer el sacrificio;
el hombre ha de luchar sereno y fuerte,
y halla quien odia la maldad y el vicio
un tálamo de rosas en la muerte.
Si eres pobre, confórmate y sé bueno;
si eres rico, protege al desgraciado,
y lo mismo en tu hogar que en el ajeno
guarda tu honor para vivir honrado.
Ama la libertad: libre es el hombre
y su juez más severo es la conciencia;
tanto como tu honor guarda tu nombre,
pues mi nombre y mi honor forman tu
herencia".
Este código augusto en mi alma pudo,
desde que lo escuché, quedar grabado;
en todas las tormentas fue mi escudo,
de todas las borrascas me ha salvado.
Mi padre tiene en su mirar sereno
reflejo fiel de su conciencia honrada.
¡Cuánto consejo cariñoso y bueno
sorprendo en el fulgor de su mirada!

Autor del poema: Juan de Dios Peza

75.51%

votos positivos

Votos totales: 294

Desde el 5 hasta el 8 de un total de 13 Poemas para el día del padre

Añade tus comentarios