41 Poemas de Navidad 

ORACIÓN DE NOCHEBUENA

Infante-Dios: el pálido bardo meditabundo
canta el advenimiento del divino tesoro,
y, ante quien da su vida al corazón del mundo,
ofrenda su plegaria -su mirra, incienso y oro-.

No por el que celebra la gloria de tu pascua
entre rubios hervores de cálido champaña,
ni por el alma frívola, ni por la boca de ascua
en que el sofisma teje sutil hebra de araña...

Por los huérfanos niños, los de padres ignotos,
que esperan el presente real en la ventana,
y sólo nieve encuentran en sus zapatos rotos,
a la rosada luz de la nueva mañana;

por esas pobres vírgenes que consume la anemia,
víctimas inocentes de paternales vicios;
y por los melenudos hijos de la Bohemia
en quienes ha ejercido Saturno maleficios;

por la novia que espera y espera eternamente,
la cimera de Orlando, el plumón de Amadís
o la voz de Romeo, hasta que un día siente
que un fúnebre enlutado la lleva dulcemente,
en su barquilla de ébano, a un remoto país;

Por los meditabundos hijos de la Sophia,
los hermanos de Fausto, que huyendo del contacto
mundanal, se lanzaron a la tiniebla fría
del Ser y del No-Ser, y sin luz y sin guía
perdiéronse en la noche suprema de lo Abstracto;

y por los vagabundos y por los atorrantes
que jamás conocieron la familiar dulzura,
por esos ignorados y tristes comediantes
de la tragicomedia de la Malaventura.

Por el que en dolorosas horas de su vigilia
toma por salvación el puñal o el veneno
y por el trotamundos sin pan y sin familia,
que inmoló a los sentidos cuanto en él era bueno;

por esos cuyos nombres son de marca de ludibrio
-almas patibularias, lívidos criminales-,
por esos cuya marcha de atroz desequilibrio
acompañan los siete Pecados Capitales;

y por el Metafísico incansable que sufre
de un obsesor problema el torcedor eterno,
que es peor que llevar la esclavina de azufre
que Satanás ofrece al malo en el Infierno;

Señor, y, sobre todo, por el triste Poeta,
en cuyo pecho vibra la perenne armonía,
por ese mago, dueño de la virtud secreta
de hacer de sus dolores luz, sueño y melodía;

por ellos mi oración llena de mansedumbre,
por ellos mirra, incienso y oro mis cantos den...
Vuelve tus ojos puros a aquella muchedumbre
y ábreles el tesoro de tus gracias. ¡Amén!

Autor del poema: Medardo Ángel Silva

85.71%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

INSTANTE NAVIDEÑO

Mi Navidad no necesita árbol ni frío,
solo el calor de mis seres queridos,
a los que aprecio todo el año,
pero disfruto un instante y llenan mi vacío.

84.36%

votos positivos

Votos totales: 5850

Comparte:

NOCHEBUENA

Pastores y pastoras,
abierto está el edén.
¿No oís voces sonoras?
Jesús nació en Belén.

La luz del cielo baja,
el Cristo nació ya,
y en un nido de paja
cual pajarillo está.

El niño está friolento.
¡Oh noble buey,
arropa con tu aliento
al Niño Rey!

Los cantos y los vuelos
invaden la extensión,
y están de fiesta cielos
y tierra... y corazón.

Resuenan voces puras
que cantan en tropel:
Hosanna en las alturas
al Justo de Israel!

¡Pastores, en bandada
venid, venid,
a ver la anunciada
Flor de David!...

Autor del poema: Amado Nervo

79.51%

votos positivos

Votos totales: 3499

Comparte:

Navidad...

Enviado por mayte78  Seguir

Para dibujar la Navidad,
lo haría con colores...
la pintaría con mis ojos,
de ilusiones y sueños...
buscando en el cielo,
el lucero más bello...
que me acercara a ti.
Dibujaría...
....¡ Un arco iris de Amor !

79.28%

votos positivos

Votos totales: 1250

Comparte:

HAY UN NIÑO QUE DICEN

Hay un Niño que dicen
que llora música.

¡Vamos a verle todos
con aleluya!
Hay un Niño nacido.

¡Qué resplandores!
¡Vamos a verle todos
no sea que llore!

¡Hay un Niño con alas
en el pesebre…!
Vamos a ir despacio
para que no se vuele.

Autor del poema: Gloria Fuertes

78.80%

votos positivos

Votos totales: 184

Comparte:

ÁRBOL DE NAVIDAD

Árbol luminoso
de la Navidad,
tu cimera verde
nos dé claridad
y alegría y triunfo
en la tempestad:
Árbol luminoso
de la Navidad.

Eres, árbol claro,
un amanecer:
tu sombra es la fuente
que apaga la sed
y nos hace buenos
hasta sin querer:
Eres, árbol claro,
un amanecer.

Por ti es bello el mundo
y dulce el vivir,
árbol inefable
que no tiene fin,
alta y luminosa
torre de marfil:
Por ti es bello el mundo y dulce el vivir.

Nació en un pesebre
el Dios del amor,
hombre, por nosotros
conoció el dolor,
y alumbró la vida
con su resplandor:
Nació en un pesebre
el Dios del Amor.

Desde ti sonríe
el Niño de Luz,
besa nuestras almas
su mirada azul
y nos hace puros
amando, Jesús:
Desde ti sonríe
el Niño de Luz.

Autor del poema: Roberto Meza Fuentes

78.73%

votos positivos

Votos totales: 1655

Comparte:

PARA NAVIDAD

Pues el amor
nos ha dado Dios,
ya no hay que temer,
muramos los dos.
Danos el Padre
a su único Hijo:
hoy viene al mundo
en pobre cortijo.
¡Oh gran regocijo,
que ya el hombre es Dios!
no hay que temer,
muramos los dos.
- Mira, Llorente
qué fuerte amorío,
viene el inocente
a padecer frío;
deja un señorío
en fin, como Dios,
ya no hay que temer,
muramos los dos.
- Pues ¿cómo, Pascual,
hizo esa franqueza,
que toma un sayal
dejando riqueza?
Mas quiere pobreza,
sigámosle nos;
pues ya viene hombre,
muramos los dos.
- Pues ¿qué le darán
por esta grandeza?
- Grandes azotes
con mucha crudeza.
- Oh, qué gran tristeza
será para nos:
si esto es verdad
muramos los dos.
- Pues ¿cómo se atreven
siendo Omnipotente?
¿Ha de ser muerto
de una mala gente?
- Pues si eso es, Llorente,
hurtémosle nos.
- ¿No ves que El lo quiere?
muramos los dos.

Autor del poema: Santa Teresa de Jesús

78.57%

votos positivos

Votos totales: 98

Comparte:

¿QUÉ ES NAVIDAD?

Es amor. Es esperanza. Es fe.
Es alegría.
Es principio de Redención.
Es una etapa de nuestra historia de Salvación.
Es encuentro con Cristo, Niño.
Es conversión y renovación.
Es paz interior.
Es vida nueva.
Es camino que se abre para el tiempo
y para la eternidad.
Es verdad que se alimenta del Amor.
Es vida que fructifica y madura,
sin dejar de nacer siempre.

Autor del poema: Anónimo

77.81%

votos positivos

Votos totales: 721

Comparte:

Plegaria de Navidad

Enviado por alejofenix  Seguir

El sufrimiento necesita de apoyo en esta fecha tan especial, el mejor deseo es volver el tiempo atrás. Niño Jesús, otorgarles tanta salud como agua salada tiene el mar.

Noches blancas de hospital, concédeles la paz tú que escuchas lágrimas e impartes sanidad... Ven a casa este mes que con heridas recibiremos la navidad.

Para familia y amigos una gloriosa noche de paz y amor, para el amor de mi herida que Dios la colme de bendiciones y que no olvide que nació para conmigo estar hoy.

Reza siempre por aquellos cuya navidad no estará llena de felicidad, haz una oración por todos los que pasarán una noche de pena y soledad, brinda por los que afuera de tu ventana solo anhelan vivir un nuevo ocaso de tranquilidad.

Por eso y muchas historias más... Ten un gozo de felicidad al saber que el niño que siempre ha de llegar, nacerá un tu corazón una vez más.

Copyright 2018-12-23 Alejo Fénix

77.54%

votos positivos

Votos totales: 236

Comparte:

LOS TRES REYES MAGOS

-Yo soy Gaspar. Aquí traigo el incienso.
Vengo a decir: La vida es pura y bella.
Existe Dios. El amor es inmenso.
¡Todo lo sé por la divina Estrella!

-Yo soy Melchor. Mi mirra aroma todo.
Existe Dios. Él es la luz del día.
La blanca flor tiene sus pies en lodo.
¡Y en el placer hay la melancolía!

-Soy Baltasar. Traigo el oro. Aseguro
que existe Dios. Él es el grande y fuerte.
Todo lo sé por el lucero puro
que brilla en la diadema de la Muerte.

-Gaspar, Melchor y Baltasar, callaos.
Triunfa el amor y a su fiesta os convida.
¡Cristo resurge, hace la luz del caos
y tiene la corona de la Vida!

Autor del poema: Rubén Darío

77.12%

votos positivos

Votos totales: 839

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 41 Poemas de Navidad

Añade tus comentarios