38 Poemas de Navidad 

INSTANTE NAVIDEÑO

Mi Navidad no necesita árbol ni frío,
solo el calor de mis seres queridos,
a los que aprecio todo el año,
pero disfruto un instante y llenan mi vacío.

84.27%

votos positivos

Votos totales: 4722

Comparte:

Plegaria de Navidad

Enviado por alejofenix  Seguir

El sufrimiento necesita de apoyo en esta fecha tan especial, el mejor deseo es volver el tiempo atrás. Niño Jesús, otorgarles tanta salud como agua salada tiene el mar.

Noches blancas de hospital, concédeles la paz tú que escuchas lágrimas e impartes sanidad... Ven a casa este mes que con heridas recibiremos la navidad.

Para familia y amigos una gloriosa noche de paz y amor, para el amor de mi herida que Dios la colme de bendiciones y que no olvide que nació para conmigo estar hoy.

Reza siempre por aquellos cuya navidad no estará llena de felicidad, haz una oración por todos los que pasarán una noche de pena y soledad, brinda por los que afuera de tu ventana solo anhelan vivir un nuevo ocaso de tranquilidad.

Por eso y muchas historias más... Ten un gozo de felicidad al saber que el niño que siempre ha de llegar, nacerá un tu corazón una vez más.

Copyright 2018-12-23 Alejo Fénix

80.00%

votos positivos

Votos totales: 55

Comparte:

Navidad...

Enviado por mayte78  Seguir

Para dibujar la Navidad,
lo haría con colores...
la pintaría con mis ojos,
de ilusiones y sueños...
buscando en el cielo,
el lucero más bello...
que me acercara a ti.
Dibujaría...
....¡ Un arco iris de Amor !

79.03%

votos positivos

Votos totales: 639

Comparte:

NOCHEBUENA

Pastores y pastoras,
abierto está el edén.
¿No oís voces sonoras?
Jesús nació en Belén.

La luz del cielo baja,
el Cristo nació ya,
y en un nido de paja
cual pajarillo está.

El niño está friolento.
¡Oh noble buey,
arropa con tu aliento
al Niño Rey!

Los cantos y los vuelos
invaden la extensión,
y están de fiesta cielos
y tierra... y corazón.

Resuenan voces puras
que cantan en tropel:
Hosanna en las alturas
al Justo de Israel!

¡Pastores, en bandada
venid, venid,
a ver la anunciada
Flor de David!...

Autor del poema: Amado Nervo

78.89%

votos positivos

Votos totales: 2786

Comparte:

LOS TRES REYES MAGOS

-Yo soy Gaspar. Aquí traigo el incienso.
Vengo a decir: La vida es pura y bella.
Existe Dios. El amor es inmenso.
¡Todo lo sé por la divina Estrella!

-Yo soy Melchor. Mi mirra aroma todo.
Existe Dios. Él es la luz del día.
La blanca flor tiene sus pies en lodo.
¡Y en el placer hay la melancolía!

-Soy Baltasar. Traigo el oro. Aseguro
que existe Dios. Él es el grande y fuerte.
Todo lo sé por el lucero puro
que brilla en la diadema de la Muerte.

-Gaspar, Melchor y Baltasar, callaos.
Triunfa el amor y a su fiesta os convida.
¡Cristo resurge, hace la luz del caos
y tiene la corona de la Vida!

Autor del poema: Rubén Darío

78.33%

votos positivos

Votos totales: 600

Comparte:

ÁRBOL DE NAVIDAD

Árbol luminoso
de la Navidad,
tu cimera verde
nos dé claridad
y alegría y triunfo
en la tempestad:
Árbol luminoso
de la Navidad.

Eres, árbol claro,
un amanecer:
tu sombra es la fuente
que apaga la sed
y nos hace buenos
hasta sin querer:
Eres, árbol claro,
un amanecer.

Por ti es bello el mundo
y dulce el vivir,
árbol inefable
que no tiene fin,
alta y luminosa
torre de marfil:
Por ti es bello el mundo y dulce el vivir.

Nació en un pesebre
el Dios del amor,
hombre, por nosotros
conoció el dolor,
y alumbró la vida
con su resplandor:
Nació en un pesebre
el Dios del Amor.

Desde ti sonríe
el Niño de Luz,
besa nuestras almas
su mirada azul
y nos hace puros
amando, Jesús:
Desde ti sonríe
el Niño de Luz.

Autor del poema: Roberto Meza Fuentes

77.85%

votos positivos

Votos totales: 1323

Comparte:

RESPLANDOR DEL SER

Para la adoración no traje oro.
(Aquí muestro mis manos despojadas)

Para la adoración no traje mirra.
(¿Quién cargaría tanta ciencia amarga?)

Para la adoración traje un grano de incienso:
mi corazón ardiendo en alabanzas

Autor del poema: Rosario Castellanos

76.48%

votos positivos

Votos totales: 880

Comparte:

¿QUÉ ES NAVIDAD?

Es amor. Es esperanza. Es fe.
Es alegría.
Es principio de Redención.
Es una etapa de nuestra historia de Salvación.
Es encuentro con Cristo, Niño.
Es conversión y renovación.
Es paz interior.
Es vida nueva.
Es camino que se abre para el tiempo
y para la eternidad.
Es verdad que se alimenta del Amor.
Es vida que fructifica y madura,
sin dejar de nacer siempre.

Autor del poema: Anónimo

76.10%

votos positivos

Votos totales: 431

Comparte:

VILLANCICO DE LAS MANOS VACÍAS

Yo tenía
tanta rosa de alegría,
tanto lirio de pasión,
que entre mano y corazón
el Niño no me cabía...

Dejé la rosa primero.
Con una mano vacía
- noche clara y alba fría -
me eché a andar por el sendero.

Dejé los lirios después.
Libre de mentiras bellas,
me eché a andar tras las estrellas
con sangre y nieve en los pies.

Y sin aquella alegría,
pero con otra ilusión,
llena la mano y vacía,
cómo Jesús me cabía
- ¡y cómo me sonreía! -
entre mano y corazón

Autor del poema: José María Pemán

76.03%

votos positivos

Votos totales: 242

Comparte:

YO VENGO DE VER

Yo vengo de ver, Antón,
un niño en pobrezas tales,
que le di para pañales
las telas del corazón.

Autor del poema: Lope de Vega

75.59%

votos positivos

Votos totales: 463

Comparte:

EL CAMELLO COJITO

El camello se pinchó
con un cardo del camino
y el mecánico Melchor
le dio vino.

Baltasar
fue a repostar
mas allá del quinto pino...
e intranquilo el gran Melchor
consultaba su "Longinos".

-¡No llegamos,
no llegamos,
y el Santo Parto ha venido!

-son las doce y tres minutos
y tres reyes se han perdido-.

El camello cojeando
más medio muerto que vivo
va espeluchando su felpa
entre los troncos de olivos.

Acercándose a Gaspar,
Melchor le dijo al oído:
-Vaya birria de camello
que en Oriente te han vendido.

A la entrada de Belén
al camello le dio hipo.
¡Ay qué tristeza tan grande
en su belfo y en su tipo!

Se iba cayendo la mirra
a lo largo del camino,
Baltasar lleva los cofres,
Melchor empujaba al bicho.

Y a las tantas ya del alba
-ya cantaban los pajarillos-
los tres reyes se quedaron
boquiabiertos e indecisos,
oyendo hablar como a un Hombre
a un niño recién nacido.
-No quiero oro ni incienso
ni esos tesoros tan fríos,
quiero al camello, le quiero.
Le quiero, -repitió el Niño.

A pie vuelven los tres reyes
cabizbajos y afligidos.

Mientras el camello echado
le hace cosquillas al niño.

Autor del poema: Gloria Fuertes

73.36%

votos positivos

Votos totales: 777

Comparte:

MARÍA MADRE

La Virgen,
sonríe muy bella.
¡Ya brotó el Rosal,
que bajó a la tierra
para perfumar!

La Virgen María
canta nanas ya.
Y canta a una estrella
que supo bajar
a Belén volando
como un pastor más.

Tres Reyes llegaron;
cesa de nevar.
¡La luna le ha visto,
cesa de llorar!
Su llanto de nieve
cuajó en el pinar.

Mil ángeles cantan
canción de cristal
que un Clavel nació
de un suave Rosal.

Autor del poema: Gloria Fuertes

72.32%

votos positivos

Votos totales: 224

Comparte:

HAPPY NEW YEAR

Mira, no pido mucho,
solamente tu mano, tenerla
como un sapito que duerme así contento.
Necesito esa puerta que me dabas
para entrar a tu mundo, ese trocito
de azúcar verde, de redondo alegre.
¿No me prestás tu mano en esta noche
de fin de año de lechuzas roncas?
No puedes, por razones técnicas.
Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,
el durazno sedoso de la palma
y el dorso, ese país de azules árboles.
Así la tomo y la sostengo,
como si de ello dependiera
muchísimo del mundo,
la sucesión de las cuatro estaciones,
el canto de los gallos, el amor de los hombres.

Autor del poema: Julio Cortázar

72.09%

votos positivos

Votos totales: 43

Comparte:

LAS DESIERTAS ABARCAS (POR EL CINCO DE ENERO)

Por el cinco de enero,
cada enero ponía
mi calzado cabrero
a la ventana fría.

Y encontraba los días
que derriban las puertas,
mis abarcas vacías,
mis abarcas desiertas.

Nunca tuve zapatos,
ni trajes, ni palabras:
siempre tuve regatos,
siempre penas y cabras.

Me vistió la pobreza,
me lamió el cuerpo el río
y del pie a la cabeza
pasto fui del rocío.

Por el cinco de enero,
para el seis, yo quería
que fuera el mundo entero
una juguetería.

Y al andar la alborada
removiendo las huertas,
mis abarcas sin nada,
mis abarcas desiertas.

Ningún rey coronado
tuvo pie, tuvo gana
para ver el calzado
de mi pobre ventana.

Toda gente de trono,
toda gente de botas
se rió con encono
de mis abarcas rotas.

Rabié de llanto, hasta
cubrir de sal mi piel,
por un mundo de pasta
y unos hombres de miel.

Por el cinco de enero
de la majada mía
mi calzado cabrero
a la escarcha salía.

Y hacia el seis, mis miradas
hallaban en sus puertas
mis abarcas heladas,
mis abarcas desiertas.

Autor del poema: Miguel Hernández

71.35%

votos positivos

Votos totales: 178

Comparte:

LA NAVIDAD ME INSPIRA

La Navidad me inspira
es este espíritu mágico
que encuentro en cada esquina
el que me lleva a ti de pensamiento.
Ya vislumbro tu regalo
este año más que nunca
una promesa de amor sincera
esta Navidad más que nunca
lo sencillo llega más hondo
lo sencillo no te lo esperas
mi regalo, mi amor: un poema.

Autor del poema: Jorge Javier Roque

70.49%

votos positivos

Votos totales: 1576

Comparte:

CANCIÓN DE NAVIDAD

La Virgen María
penaba y sufría.
Jesús no quería
dejarse acostar
- ¿No quieres?
- No quiero.

Cantaba un jilguero
sabía a romero
y a luna el cantar.
La Virgen María
probó si podía
del son que venía
la gracia copiar.

María cantaba,
Jesús la escuchaba
José que aserraba,
dejó de aserrar.

La Virgen María
cantaba y reía,
Jesús se dormía
de oírla cantar.

Tan bien se ha dormido
que el día ha venido,
inútil ha sido
gritarle y llamar.

Y, entrando ya el día,
como él aún dormía,
para despertarle
¡la Virgen María
tuvo que llorar!

Autor del poema: Eduardo Marquina

70.00%

votos positivos

Votos totales: 110

Comparte:

ROMANCE DEL NACIMIENTO

Ya que era llegado el tiempo
en que de nacer había,
así como desposado
de su tálamo salía,

abrazado con su esposa,
que en sus brazos la traía,
al cual la graciosa Madre
en su pesebre ponía,

entre unos animales
que a la sazón allí había,
los hombres decían cantares,
los ángeles melodía,

festejando el desposorio
que entre tales dos había,
pero Dios en el pesebre
allí lloraba y gemía,

que eran joyas que la esposa
al desposorio traía,
y la Madre estaba en pasmo
de que tal trueque veía:

el llanto del hombre en Dios,
y en el hombre la alegría,
lo cual del uno y del otro
tan ajeno ser solía.

Autor del poema: San Juan de la Cruz

69.44%

votos positivos

Votos totales: 72

Comparte:

La Revacha

Enviado por penelopo2  Seguir

La Revancha
Estos tres magos famosos
Por casa nunca pasaron
Nunca puse los zapatos
Ni me dejaron regalos.
Mis padres nunca pudieron
Seguir esa tradición
La plata solo alcanzaba
Para la alimentacion
.los otros chicos del barrio
Salian con su regalo
Y yo quedaba pensando
Que cosas hice de malo.

La vida me dio revancha
Me regalo un buen pasar
Y puedo ser un rey mago
Gaspar melchor o baltasar
Puedo comprar mil juguetes
Y con la fabrica atras.
Cuando llega el 6 de enero
Yo no me hago esperar
Juguetes Voy repartiendo
Donde hay nesecidad.
Todo chico que yo encuentre
Su regalito tendrá
lo que yo sufri de pibe
Que no pase nunca mas
Hoy yo pongo los zapatos
Y el pastito sin dudar
Mi regalo de los reyes
Es ver los niños jugar!
J.R
O

69.39%

votos positivos

Votos totales: 49

Comparte:

JESÚS EL DULCE, VIENE

Jesús, el dulce, viene...
Las noches huelen a romero...
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría...
Mas la celeste melodía
suena fuera...
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma...

¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!

Autor del poema: Juan Ramón Jiménez

69.33%

votos positivos

Votos totales: 1327

Comparte:

PARA NAVIDAD

Pues el amor
nos ha dado Dios,
ya no hay que temer,
muramos los dos.
Danos el Padre
a su único Hijo:
hoy viene al mundo
en pobre cortijo.
¡Oh gran regocijo,
que ya el hombre es Dios!
no hay que temer,
muramos los dos.
- Mira, Llorente
qué fuerte amorío,
viene el inocente
a padecer frío;
deja un señorío
en fin, como Dios,
ya no hay que temer,
muramos los dos.
- Pues ¿cómo, Pascual,
hizo esa franqueza,
que toma un sayal
dejando riqueza?
Mas quiere pobreza,
sigámosle nos;
pues ya viene hombre,
muramos los dos.
- Pues ¿qué le darán
por esta grandeza?
- Grandes azotes
con mucha crudeza.
- Oh, qué gran tristeza
será para nos:
si esto es verdad
muramos los dos.
- Pues ¿cómo se atreven
siendo Omnipotente?
¿Ha de ser muerto
de una mala gente?
- Pues si eso es, Llorente,
hurtémosle nos.
- ¿No ves que El lo quiere?
muramos los dos.

Autor del poema: Santa Teresa de Jesús

69.23%

votos positivos

Votos totales: 26

Comparte:

Desde el 1 hasta el 20 de un total de 38 Poemas de Navidad

Añade tus comentarios