16 Poemas de esperanza 

CADENCIA

La esperanza es un muerto
Con los labios mordidos.

La esperanza es crispar
Los puños frente al olvido.

La esperanza es un tema triste
Que resuena en un río negro
Que llevamos dentro.

La esperanza es un íntimo
Rencor cuando los pueblos
Se desangran, cuando ha visto
El mundo llenarse de clamor
Y sacrificio
No solamente el alma
De Santo Domingo
Sino el tiempo el corazón
Unánime del siglo
En todos los idiomas
Y todos los delirios.

La esperanza es la hora
De impulsar la marcha
Del reloj, de practicar
El barco sobre la mar
Y el caballo en la montaña
Que amaba Federico.

La esperanza es el fin
De la Humanidad
Si no torcemos el rumbo
Del rodillo
Si una antorcha y un puño
No alzan los volcanes
Y desbordan los ríos
De redención en redención
Hasta la carcajada de los niños.

La esperanza es la última
Vez
Cuando por delante y por detrás
No queda otro camino
Que la realidad golpeante
Y golpeable
Palpitante y palpitable
Como un vals
Sobre los cinco sentidos.

La esperanza es el fin
De la esperanza
Y el comienzo
Del destino
De la esperanza.

Autor del poema: Pedro Mir

100.00%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

TAL ALTO ESFORZÓ EL VUELO MI ESPERANZA

Tal alto esforzó el vuelo mi esperanza,
que mereció perderse en su osadía;
yo bien lo sospechaba y le temía
de su atrevida empresa la venganza.

No me escuchó, y siguió con confianza
que huyó con los bienes que tenía;
y conmigo en tal cuita y agonía
se adolece y lamenta en la mudanza.

Para aliviar la culpa en tanto daño,
de Faetón el rayo le recuerdo,
y de su intento ufano la memoria;

que solo ya me sirvo del engaño,
en mi mal, y en mi error, penando pierdo
sin razón, las promesas de mi gloria.

Autor del poema: Fernando de Herrera

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

A LA ESPERANZA

Verde embeleso de la vida humana,
loca Esperanza, frenesí dorado,
sueño de los despiertos intrincado,
como de sueños, de tesoros vana;

alma del mundo, senectud lozana,
decrépito verdor imaginado;
el hoy de los dichosos esperado
y de los desdichados el mañana:

sigan tu sombra en busca de tu día
los que, con verdes vidrios por antojos,
todo lo ven pintado a su deseo;

que yo, más cuerda en la fortuna mía,
tengo en entrambas manos ambos ojos
y solamente lo que toco veo.

85.20%

votos positivos

Votos totales: 777

Comparte:

AY DEL TRISTE...

¡Ay del triste que consume
su existencia en esperar!
¡Ay del triste que presume
que el duelo con que él se abrume
al ausente ha de pesar!

La esperanza es de los cielos
precioso y funesto don,
pues los amantes desvelos
cambian la esperanza en celos.
que abrasan el corazón.

Si es cierto lo que se espera,
es un consuelo en verdad;
pero siendo una quimera,
en tan frágil realidad
quien espera desespera.

Autor del poema: José Zorrilla

84.02%

votos positivos

Votos totales: 169

Comparte:

Diario de un Soñador Iluso

Enviado por don_nadie  Seguir

Mis ojos ya no ven lozano
el prado tornado en paramo
como esos días de antaño,
ya no caigo en el engaño
y aquí estoy, sin animo,
al final, todo será en vano.

Debo de haber muerto
¿O acaso soy el único en ver
más mustio que ayer
ese árido desierto?

Yermo de acero y piedra,
regido por las solemnes palabras
de pálidas gárgolas inmortalizadas
corrompiendo esta profana tierra.

Hastiada de esos seres
tan vacíos como entes
que deambulan por la plaza
con sus rostros producidos en masa.

Indolentes ante
este infierno de Dante
que mutiló sus alas
y rompió sus halos.

Holocausto de sueños,
sin epitafio, lapida o flor
masacrados por
sus mismos dueños.

Que tanto
amaron,
tantos otoños
cuidando el retoño
y al final, lo arrancaron
sin pena ni llanto.


Aunque ¿Qué sería de la existencia?
si la más íntima fantasía
abriera paso a una utopía,
al final del día…

La poesía se marchitaría,
las musas envejecerían,
y los cuentos,
dejarían de ser cuentos,

Y lo que alguna vez fue sagrado
en los sueños de los mortales,
sucumbirá en este mundo
de ataduras terrenales.

El horizonte, el cielo
y borde del mundo
ha cautivado con anhelo
a tantos trotamundos

Porque al final
siempre serán
inalcanzables

Pero siempre
habrá un valiente
de espíritu indomable

Y la tierra dejó
de ser plana cuando osó
cuestionar lo incuestionable.

—————DonNadie—————

81.25%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

SONETO IV

Un rato se levanta mi esperanza,
mas cansada d’haberse levantado,
torna a caer, que deja, a mal mi grado,
libre el lugar a la desconfianza.

¿Quién sufrirá tan áspera mudanza
del bien al mal? Oh corazón cansado,
esfuerza en la miseria de tu estado,
que tras fortuna suele haber bonanza!

Yo mesmo emprenderé a fuerza de brazos
romper un monte que otro no rompiera,
de mil inconvenientes muy espeso;

muerte, prisión no pueden, ni embarazos,
quitarme de ir a veros como quiera,
desnudo espirtu o hombre en carne y hueso.

Autor del poema: Garcilaso de la Vega

79.82%

votos positivos

Votos totales: 109

Comparte:

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (VII)

Apenas has vuelto, y ya
en todo mi ser avanza,
verde y turbia, la esperanza
para decirme: “¡Aquí está!”
Pero su voz se oirá
rodar sin eco en la oscura
soledad de mi clausura
y yo seguiré pensando
que no hay esperanza cuando
la esperanza es la tortura.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

79.25%

votos positivos

Votos totales: 53

Comparte:

Eres tú

Enviado por gabl  Seguir


Eres mi instante,
mi casualidad,
mis horas de insomnio,
mi sueño.

Eres mi despertar,
mi esperanza,
la distancia,
la cercanía.

Eres mi historia,
la vida,
mi comienzo,
mi final.

Eres tú.

gbl
12/12/2017
Derechos Reservados de Autor


76.92%

votos positivos

Votos totales: 39

Comparte:

Culpable

Enviado por illun  Seguir

Otra vez no.
Me miras y noto tu esperanza,
tu temor.
La ternura que ensucié.
El candor que mi vanidad heló.
Me quema tu afecto.
Aparto mis pasos

y miserable me alejo.

76.47%

votos positivos

Votos totales: 51

Comparte:

EL ALMENDRO FLORIDO

A media cuesta de la sierra
veo un almendro en flor:
¡Dios te guarde, bandera blanca,
hace días que te anhelo!

[Eres la paz que se anuncia
entre el sol, nubes y vientos...]
No eres aún el mejor tiempo,
pero tienes su alegría.

Autor del poema: Joan Maragall

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 16 Poemas de esperanza

Añade tus comentarios