47 Poemas románticos 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

A VECES...

A veces tengo ganas de ser un cursi
para decir: La amo a usted con locura.
A veces tengo ganas de ser tonto
para gritar: ¡La quiero tanto!
A veces tengo ganas de ser un niño
para llorar acurrucado en su seno.
A veces tengo ganas de estar muerto
para sentir, bajo la tierra húmeda de mis jugos,
que me crece una flor rompiéndome el pecho,
una flor, y decir: Esta flor,
para usted.

Autor del poema: Nicolás Guillén

100.00%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

CÓMO NO SER ROMÁNTICO Y SIGLO XIX

Cómo no ser romántico y siglo XIX,
no me da pena,
cómo no ser Musset
viéndola esta tarde
tendida casi exangüe,
hablando desde lejos,
lejos de allá del fondo de ella misma,
de cosas leves, suaves, tristes.

Los shorts bien shorts
permiten ver sus detenidos muslos
casi poderosos,
pero su enferma blusa pulmonar
convaleciente
tanto como su cuello-fino-Modigliani,
tanto como su piel-margarita-trigo-claro,
Margarita de nuevo (así preciso),
en la chaise-longue ocasional tendida
ocasional junto al teléfono,
me devuelven un busto transparente
(Nada, no más un poco de cansancio).

Es sábado en la calle, pero en vano.
Ay, cómo amarla de manera
que no se me quebrara
de tan espuma tan soneto y madrigal,
me voy no quiero verla,
de tan Musset y siglo XIX
cómo no ser romántico.

Autor del poema: Nicolás Guillén

100.00%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Te extraño.

Enviado por gabl  Seguir

Sin saber que existías, comencé a extrañarte.
así sin conocerte, ya te imaginaba.
Como la flor bañada por el rocío mañanero
ya te conocía, de ojos café y mirada profunda.
De atuendo blanco que contrasta la palidez
que refleja tu rostro iluminado por la débil luz,
de un candil de llama temblorosa ante el aire.
Extraño tu talle, el calor que irradia, que contagia
que acalora mis manos entrelazadas en tus manos,
semejando una rosa blanca, bendecida por Dios,
te extraño en la madrugada, en la noche.
En día nublado, como mis ojos bañados de lágrimas
que brotaron al recordarte, así te extraño,
sin conocerte, solo te imagino en mi mente.
Y así pasan los días, extrañándote hasta el final,
como te extraño, aun sin conocerte, te extraño más.

gbl
22/05/2018
Derechos Reservados de Autor














85.42%

votos positivos

Votos totales: 48

Comparte:

-Ilusión

Enviado por shara_14  Seguir

"La ilusión de aquel beso,
al caer el atardecer,
en una casa de playa
juntos tomando café.

En ilusiones se quedaron
cuando te fuiste de su lado
y así su corazón quedó destrozado.

Lloró por la ilusión
de aquel falso amor,
y sin darse cuenta
en la cama se durmió.

En un sueño tan profundo
que su mente envolvió
y al despertar con un vacío
recordó que había perdido
la ilusión del gran amor"

85.09%

votos positivos

Votos totales: 369

Comparte:

Flores Azules

Enviado por jeyroreds  Seguir

FLORES AZULES

No quiero morir,
sin haberlas visto;
tampoco vivir,
sin saber que las conquisto.

sus petalos como espejo,
al cielo hacen reflejo;
contienen el mar profundo,
como si fueran todo un mundo.

Por el cielo no han volado,
Ni en el mar han nadado;
en la tierra florecen,
Y a tus ojos se parecen .

Jeyro Reds

84.92%

votos positivos

Votos totales: 126

Comparte:

SI EL HOMBRE PUDIERA DECIR LO QUE AMA

Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo
como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban,
para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo,
dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo,
que no se llama gloria, fortuna o ambición,
sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba;
aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada,
la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.

Autor del poema: Luis Cernuda

84.78%

votos positivos

Votos totales: 92

Comparte:

Sentimientos

Enviado por shara_14  Seguir

"Ese brillo en tus ojos que
mis manos hacen temblar
y lo único que puedo hacer
al verte es sonreír.

No quiero que se note
la ausencia tuya aquí,
por eso cierro mis ojos para
poder sentirte cerca de mí.

Cada día que vuelvo a verte
mi corazón brinca de felicidad
y siento como si mi pecho
fuera a abandonar.

El estar a tu lado me
hace sentir especial,
ya que tus brazos
nunca quiero dejar.

Un beso tuyo en mis mejillas
me hace suspirar
y de las nubes
no puedo bajar.

Contigo me siento viva y
como alguien sobrenatural,
porque mi alma vuelve a mi cuerpo
cuando tú me logras abrazar"

84.50%

votos positivos

Votos totales: 587

Comparte:

Porque te amo

Enviado por vero313521  Seguir

Porque te amo
es una pregunta difícil de resolver,
ya que te ame desde el primer momento en que tu piel rozo una parte de la mía,
te amo desde ese instante porque revolviste lo mas profundo de mi ser, en solo un instante conocí la cúspide, y que decir cuando tuve la oportunidad de besar tus pecaminosos labios, esos tan prohibidos como la manzana de eva, pero tan tentadores y adictivos como el mas dulce paraíso, cada poro de mi piel succiono ese paraíso, porque, porque te amo, pues no necesite mas de un beso para saber que serias el gran y único amor de mi vida, la persona por la cual perdería la cabeza, la que me haría conocer las maravillas del amor, el deseo y la pasión, pero que también me llevaría a las mas profundas oscuridades, de esas que solo tu amor me podría salvar
Porque te amo, porque ame cada parte que te conforma, tus ojos, tan penetrantes que me desnudan con una mirada, tu sonrisa, capaz de hacerme derretir, tu cuerpo, un adonis prohibido, todo tu, me enamore de tus gestos, de tu caminar, de tu forma de tratarme, de tus abrazos, el mejor lugar donde puedo estar, de tus mensajes que alegraron cada día de mi existencia, de tus canciones que son mi amuleto para recordarte a cada momento, de tus imagines, las que miro todos los días porque me hacen sentirte cerca de mi; Porque te amo, porque por ti siento algo tan grande y profundo que es muy difícil de explicar y estas palabras quedan cortas para describir el sin numero de sentimientos y emociones que desbordan en mi con tan solo verte, quizás te podrás imaginar porque te amo pero solo sintiéndolo tan profundo podrás entenderme, te amo porque si, porque me gustas, porque me vuelves loca, porque decidí amarte para mucho tiempo, porque te quiero tener y porque mas que amarte siento por ti lo que sigue después del amor.

84.38%

votos positivos

Votos totales: 160

Comparte:

LA PRINCESA ESTÁ TRISTE (SONATINA)

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
Parlanchina, la dueña dice cosas banales,
y vestido de rojo piruetea el bufón.
La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China,
o en el que ha detenido su carroza argentina
para ver de sus ojos la dulzura de luz?
¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,
o en el que es soberano de los claros diamantes,
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
Y están tristes las flores por la flor de la corte,
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
en la jaula de mármol del palacio real;
el palacio soberbio que vigilan los guardas,
que custodian cien negros con sus cien alabardas,
un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
(La princesa está triste, la princesa está pálida)
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,
—la princesa está pálida, la princesa está triste—,
más brillante que el alba, más hermoso que abril!

—«Calla, calla, princesa —dice el hada madrina—;
en caballo, con alas, hacia acá se encamina,
en el cinto la espada y en la mano el azor,
el feliz caballero que te adora sin verte,
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
a encenderte los labios con un beso de amor».

Autor del poema: Rubén Darío

83.45%

votos positivos

Votos totales: 447

Comparte:

ESTOY PENSANDO EN TI CUANDO NO PIENSO

Estoy pensando en ti cuando no pienso
que estoy pensando en ti, cuando quisiera
no tener que pensar para sentirme
de tu lejano corazón más cerca.

Más cerca de esa pura lejanía
íntimamente clara de tu ausencia:
de ese rastro de luz que tu recuerdo
enciende en mí cuando de mí se aleja.

------

Me acercaré de nuevo a tu tristeza
como a una misteriosa melodía
que le da al corazón su resonancia
de música infinita.

Y volveré a sentir cuando me mires,
callada y pensativa,
que apagas con tus ojos al mirarme
el sueño de mi vida.

Autor del poema: José Bergamín

82.53%

votos positivos

Votos totales: 166

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 47 Poemas románticos

Añade tus comentarios