49 Poemas de la Luna 

La luna...

Enviado por gabyalex  Seguir

Que bella es la luna
Con sus rayos de ternura,
Ilumina todo el cielo,
con sus brillos y luceros .
Que afortunada es la noche de tener tan fiel acompañante ,
Que brilla en la oscuridad
Como un hermoso DIAMANTE

87.44%

votos positivos

Votos totales: 2357

Comparte:

Luna

Enviado por mjmd  Seguir

Si vinieras esta noche
de Luna llena
las estrellas cantarían por mí,
pero te siento lejos como el hielo.

Esta luna es para sentir su volcán
para tocarlo,
pero me da miedo.

Mis cabellos estarían
en su melena negra
pero mi Amor de Luna no está.

¡Oh Luz de Luna!
dinero es poco para darte
pero es lo único que poseo.

¡Oh Luz de Luna,
semejante a la plata,
todo lo abarcas de tu azulina blancura!

Tengo la Luna cerca
y su volcán lejos,
tengo la Luna en el corazón.

No puedo pensar contigo
todo lo abarcas
todo lo sientes.

¿Dónde, Luna, está mi Amor?
todo lo tienes,
pero dime que mi Amor no.
Me voy.
No quiero ver tus ojos
-las dos estamos tristes-
yo quería una pasión en las estrellas,
que sintiera mis senos azulados.

La muerte se espesa en tu plegaria
el camino de la noche se cierra
y tiemblo azul de miedo,
mengua mi corazón
pero dime que mi Amor no.

85.92%

votos positivos

Votos totales: 71

Comparte:

LA LUNA Y LA ROSA

En el silencio estrellado
la Luna daba a la rosa
y el aroma de la noche
le henchía ¡sedienta boca!
el paladar del espíritu,
que adurmiendo su congoja
se abría al cielo nocturno
de Dios y su Madre toda…
Toda cabellos tranquilos,
la Luna, tranquila y sola,
acariciaba a la Tierra
con sus cabellos de rosa
silvestre, blanca, escondida…
La Tierra, desde sus rocas,
exhalaba sus entrañas
fundidas de amor, su aroma…
Entre las zarzas, su nido,
era otra luna la rosa,
toda cabellos cuajados
en la cuna, su corola;
las cabelleras mejidas
de la Luna y de la rosa
y en el crisol de la noche
fundidas en una sola…
En el silencio estrellado
la Luna daba a la rosa
mientras la rosa se daba
a la Luna, quieta y sola.

Autor del poema: Miguel de Unamuno

85.00%

votos positivos

Votos totales: 60

Comparte:

EN LAS NOCHES CLARAS

En las noches claras,
resuelvo el problema de la soledad del ser.
Invito a la luna y con mi sombra somos tres.

Autor del poema: Gloria Fuertes

84.99%

votos positivos

Votos totales: 1139

Comparte:

VIAJE

Hoy me mira la luna
blanca y desmesurada.

Es la misma de anoche,
la misma de mañana.

Pero es otra, que nunca
fue tan grande y tan pálida.

Tiemblo como las luces
tiemblan sobre las aguas.

Tiemblo como en los ojos
suelen temblar las lágrimas.

Tiemblo como en las carnes
sabe temblar el alma.

¡Oh! la luna ha movido
sus dos labios de plata.

¡Oh! la luna me ha dicho
las tres viejas palabras:

«Muerte, amor y misterio...»
¡Oh, mis carnes se acaban!

Sobre las carnes muertas
alma mía se enarca.

Alma —gato nocturno—
sobre la luna salta.

Va por los cielos largos
triste y acurrucada.

Va por los cielos largos
sobre la luna blanca.

Autor del poema: Alfonsina Storni

83.61%

votos positivos

Votos totales: 720

Comparte:

PUESTO QUE IGNORAS...

Puesto que ignoras lo que te reserva el mañana,
esfuérzate por ser feliz hoy.
Coge un cántaro de vino, siéntate a la luz de la luna y bebe pensando
en que mañana quizás la luna te busque en vano.

Autor del poema: Omar Khayyam

83.55%

votos positivos

Votos totales: 389

Comparte:

LA LUNA

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.

Autor del poema: Jaime Sabines

83.06%

votos positivos

Votos totales: 1104

Comparte:

DE LA HERMOSA LUNA

De la hermosa luna los astros cerca
hacia atrás ocultan luciente el rostro
cuando aquella brilla del todo llena
sobre la tierra…

Autor del poema: Safo

83.01%

votos positivos

Votos totales: 153

Comparte:

LUNA CONGELADA

Con esta soledad
alevosa
tranquila
con esta soledad
de sagradas goteras
de lejanos aullidos
de monstruos de silencio
de recuerdos al firme
de luna congelada
de noche para otros
de ojos bien abiertos

con esta soledad
inservible
vacía

se puede algunas veces
entender
el amor.

Autor del poema: Mario Benedetti

82.06%

votos positivos

Votos totales: 680

Comparte:

SE HA OCULTADO LA LUNA

Se ha ocultado la luna
También las Pléyades
Es la media noche y las horas se van deslizando,
y yo duermo sola.

Autor del poema: Safo

82.02%

votos positivos

Votos totales: 317

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 49 Poemas de la Luna

Añade tus comentarios