20 Poemas de decepción 

ANHELO

¡Oh! ¿dónde está ese mundo que soñé
allá en los años de mi edad primera?
¿Dónde ese mundo que en mi mente orlé
de blancas flores...? ¡Todo fue quimera!

Hoy de mí misma nada me ha quedado,
pasaron ya mis horas de ventura,
y sólo tengo un corazón llagado
y un alma ahogada en llanto y amargura.

¿Por qué tan pronto la ilusión pasé?
¿Por qué en quebranto se trocó mi risa
y mi sueño fugaz se disipó
cual leve nube al soplo de la brisa...?

Vuelve a mis ojos óptica ilusión,
vuelve, esperanza, a amenizar mi vida,
vuelve, amistad, sublime inspiración...
yo quiero dicha aun cuando sea mentida.

Autor del poema: Dolores Veintimilla

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

DESENCANTO

¿Por qué mi mente con tenaz porfía
Mi voluntad combate; y obstinada,
Tristes recuerdos de la infancia mía
Ofrece a mi memoria infortunada?
¿Por qué se cambia el esplendente día
En mustia sombra del dolor velada,
Y a la sonrisa de inocente calma
Sucede el llanto y la ansiedad de mi alma?
Las puras flores que mi cien orlaron
De mi frente fugaz se desprendieron,
Y cual sombra levísima pasaron
En pos llevando el bien que me ofrecieron.
Sólo las horas del dolor quedaron;
Las horas del placer nunca volvieron,
Y de mi vida en el perdido encanto
Sólo me queda por herencia el llanto.

Yo era en mi infancia alegre y venturosa
Como la flor que el céfiro acaricia,
Fascinada cual blanda mariposa
Que incauta goza en férvida delicia;
Pero la humana turba revoltosa
Mi corazón hirió con su injusticia
Y veóme triste, en la mitad del mundo,
Víctima infausta de un dolor profundo.

Autor del poema: Dolores Veintimilla

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

DISCRETO AMOR

Mi viejo corazón toca a una puerta,
mi viejo corazón, como un mendigo
con el afán de su esperanza incierta
pero callando lo que yo no digo.

Porque la que me hirió sin que lo advierta,
la que sólo me ve como un amigo
si alguna madrugada está despierta
nunca será porque soñó conmigo...

Y sin embargo, ante la puerta oscura
mi corazón, como un mendigo loco
va a pedir su limosna de ternura.

Y cerrada otra vez, o al fin abierta,
no importa si alguien oye cuando toco,
porque nadie sabrá cuál es la puerta.

Autor del poema: José Ángel Buesa

87.25%

votos positivos

Votos totales: 149

Comparte:

Rumores

Enviado por penelopo2  Seguir

Anda un rumor dando vueltas
Que dicen cosas de ti
No los tengo muy en cuenta
Todavia creo en ti.
Te doy la oportunidad
Que aclares la situacion
Mirame a los ojos
Y cuentame que pasó.
No llores , lo que me cuentas
No tiene ni ton ni son
Hubieras pensado un poco
En una escusa mejor.
Parece que los rumores
Tenian algo de cierto
Me voy a tomar un tiempo
Lo nuestro parece muerto

85.56%

votos positivos

Votos totales: 90

Comparte:

COPO DE NIEVE

Para endulzar un poco tus desvíos
fijas en mí tu angelical mirada
y hundes tus dedos pálidos y fríos
en mi oscura melena alborotada.

¡Pero en vano, mujer! No me consuelas.
Estamos separados por un mundo.
¿Por qué, si eres la nieve, no me hielas?
¿Por qué, si soy el fuego, no te fundo?

Tu mano espiritual y transparente,
cuando acaricia mi cabeza esclava,
es el copo glacial sobre el ardiente
volcán cubierto de ceniza y lava.

Autor del poema: Salvador Díaz Mirón

84.86%

votos positivos

Votos totales: 185

Comparte:

Amor Imposible

Enviado por gabl  Seguir


Que decepción no amarte
como tú me lo pides,
con mi corazón
con toda la pasión.
El amor que quisiste darme
no puedo aceptarlo,
y no puedes creerlo
pero ese amor,
no está dentro de mi.
Solo vive en tu pensamiento
y aflora en tu pecho,
duele reconocer el dolor
que causa el desamor.

Te confieso;
no puedo amarte,
te evocaré siempre
como la persona
que me pidió amarla,
y no pude aceptarla.
Serás un recuerdo
en los días fríos,
en la noche de lluvia,
y el silencio traiga
a mis sentidos
el eco de tu voz.

Y el gemido de la pena.
sin despedida, sin un adiós.
¡Solo Te pido perdón!

gbl
15/09/2017
Derechos Reservados de Autor

84.75%

votos positivos

Votos totales: 59

Comparte:

Yo no sé.

Enviado por gabl  Seguir

No sé si podría encontrarte en el camino,
ese, el de la derecha que viene a mí,
como al encuentro después de tantos años
de mucha ausencia llena de recuerdos,
buscando cercanía uniendo laderas, ríos y montañas.
Yo no sé si mis sueños llegan a ti,
pero regresan cansados, solos, muy solos,
bajo el manto de las mismas estrellas.
No sé si tu amor se ahoga en tu pecho
o atraviesa otras aguas,
que se desvían de mi cauce
como otro río, como otro mar,
agitado, turbulento o sea un remanso
de paz, de espera, de ilusiones.
Yo no sé si tu oleaje
me lleve hasta tus brazos,
para unir lugares alejados o distantes,
o tal vez solo somos caminantes
con el rumbo errado.

gbl
13/04/2018
Derechos Reservados de Autor

83.33%

votos positivos

Votos totales: 30

Comparte:

CASIDA DE LA TENTADORA

Todos te desean pero ninguno te ama.
Nadie puede quererte, serpiente,
porque no tienes amor,
porque estás seca como la paja seca
y no das fruto.
Tienes el alma como la piel de los viejos.
Resígnate. No puedes hacer más
sino encender las manos de los hombres
y seducirlos con las promesas de tu cuerpo.
Alégrate. En esa profesión del deseo
nadie como tú para simular inocencia
y para hechizar con tus ojos inmensos.

Autor del poema: Jaime Sabines

82.69%

votos positivos

Votos totales: 208

Comparte:

Friendzone

Enviado por nekofernanda  Seguir

Eres un demonio con alas,
me seduces con inocencia,
y permites ilusionarme con un futuro;
eres malvada, al desvelarme por las noches,
al tenerme pensando en ti todo el tiempo,
me dejas sufrir cuando te marchas,
no sé qué hacer, o cómo comportarme,
me siento mal cariño,
si sientes lo mismo, dímelo,
dilo, y tómalo, como una declaración,
y si no es así, dímelo como coartada,
porque siempre que te veo,
el café de tus ojos no me deja dormir,
y tus sonrisas me dejan din aliento,
a tal punto, que necesito de tu boca para calmarme,
pero tú, no me concedes tal gracia,
por esto me haces sufrir.
Eres un demonio arrastrándome a mi perdición,
o lo que tu llamas... Tu amigo.

82.25%

votos positivos

Votos totales: 231

Comparte:

LLEGASTE

Llegaste, lo hiciste y yo te deseé ardientemente
y helaste mi corazón, encendido en deseo.

Autor del poema: Safo

79.86%

votos positivos

Votos totales: 139

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 20 Poemas de decepción

Añade tus comentarios