25 Décimas 

MUERTE (VI)

La aguja del instantero
recorrerá su cuadrante,
todo cabrá en un instante
del espacio verdadero
que, ancho, profundo y señero,
será clásico a tu paso
de modo que el tiempo cierto
prolongará nuestro abrazo
y será posible acaso,
vivir después de haber muerto.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

85.14%

votos positivos

Votos totales: 74

Comparte:

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (V)

¿Por qué dejas entrever
una remota esperanza,
si el deseo no te alcanza,
si nada volverá a ser?
Y si no habrá amanecer
en mi noche interminable
¿de qué sirve que yo hable
en el desierto, y que pida
para reanimar mi vida,
remedio a lo irremediable?

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

83.33%

votos positivos

Votos totales: 24

Comparte:

MUERTE (I)

¡Qué prueba de la existencia
habrá mayor que la suerte
de estar viviendo sin verte
y muriendo en tu presencia!
Esta lúcida conciencia
de amar a lo nunca visto
y de esperar lo imprevisto;
este caer sin llegar
es la angustia de pensar
que puesto que muero existo.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

82.65%

votos positivos

Votos totales: 98

Comparte:

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (I)

A mí mismo me prohibo
revelar nuestro secreto
decir tu nombre completo
o escribirlo cuando escribo.
Prisionero de ti, vivo
buscándote en la sombría
caverna de mi agonía.
Y cuando a solas te invoco,
en la oscura piedra toco
tu impasible compañía.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

82.61%

votos positivos

Votos totales: 23

Comparte:

MUERTE (III)

Si tienes manos, que sean
de un tacto sutil y blando
apenas sensible cuando
anestesiado me crean;
y que tus ojos me vean
sin mirarme, de tal suerte
que nada me desconcierte
ni tu vista ni tu roce,
para no sentir un goce
ni un dolor contigo, Muerte.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

82.35%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (X)

Mi amor por ti ¡no murió!
Sigue viviendo en la fría,
ignorada galería
que en mi corazón cavó.
Por ella desciendo y no
encontraré la salida,
pues será toda mi vida
esta angustia de buscarte
a ciegas, con la escondida
certidumbre de no hallarte.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

81.82%

votos positivos

Votos totales: 55

Comparte:

NO HAY BIEN QUE DEL MAL ME GUARDE

No hay bien que del mal me guarde,
temeroso y encogido,
de sinrazón ofendido
y de ofendido cobarde.
Y aunque mi queja, ya es tarde,
y razón me la defiende,
más en mi daño se enciende,
que voy contra quien me agravia,
como el perro que con rabia
a su mismo dueño ofende.

Autor del poema: Vicente Espinel

81.37%

votos positivos

Votos totales: 102

Comparte:

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (VIII)

Ayer te soñé. Temblando
los dos en el goce impuro
y estéril de un sueño oscuro.
Y sobre tu cuerpo blando
mis labios iban dejando
huellas, señales, heridas…
Y tus palabras transidas
y las mías delirantes
de aquellos breves instantes
prolongaban nuestras vidas.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

80.95%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (IX)

Si nada espero, pues nada
tembló en ti cuando me viste
y ante mis ojos pusiste
la verdad más desolada;
si no brilló en tu mirada
Un destello de emoción,
la sola oscura razón,
la fuerza que a ti me lanza,
perdida toda esperanza,
es…¡la desesperación!

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

80.95%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

ENVIANDO DOS CONEJOS A UNA MONJA PARIENTA SUYA

Dos conejos, prima mía,
envío a vuestra merced,
tan muertos en una red
como aquél que los envía;
hágaseles este día
en vuestra celda el entierro,
por que por dicha o por yerro
mudéis, señora, de estilo,
que si mata red de hilo,
bien matará red de hierro.

Autor del poema: Luis de Góngora

80.37%

votos positivos

Votos totales: 107

Comparte:

GUERRA ME HACEN DOS CUIDADOS

Guerra me hacen dos cuidados
de contrarios accidentes:
uno de males presentes,
otro de bienes pasados;
en la memoria cebados,
voraz símil cada cual
del buitre ha sido, infernal,
cuyo insaciable desdén
plumas ha vestido al bien,
garras ha prestado al mal.

Autor del poema: Luis de Góngora

80.00%

votos positivos

Votos totales: 50

Comparte:

CONTRA LOS MISMOS

¡Oh jurisprudencia! ¡Cuál
por esos lodos he visto
con caperucilla un mixto
de médico y colegial!
Peticiones a real
hace de su misma mano,
y, cual si fuera Ulpïano,
informaciones a tres,
y aun con esto dicen que es
carísimo en Cristo hermano.

Autor del poema: Luis de Góngora

80.00%

votos positivos

Votos totales: 40

Comparte:

MUERTE (VII)

En el roce, en el contacto,
en la inefable delicia
de la suprema caricia
que desemboca en el acto,
hay el misterioso pacto
del espasmo delirante
en que un cielo alucinante
y un infierno de agonía
se funden cuando eres mía
y soy tuyo en un instante.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

78.95%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

MUERTE (IX)

Si te llevo en mí prendida
y te acaricio y escondo;
si te alimento en el fondo
de mi más secreta herida;
si mi muerte te da vida
y goce mi frenesí
¡qué será, Muerte, de ti
cuando al salir yo del mundo,
deshecho el nudo profundo,
tengas que salir de mí?

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

78.57%

votos positivos

Votos totales: 28

Comparte:

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (VI)

Esta incertidumbre oscura
que sube en mi cuerpo y que
deja en mi boca no sé
que desolada amargura;
este sabor que perdura
y, como el recuerdo, insiste,
y, como tu olor, persiste
con su penetrante esencia,
es la sola y cruel presencia
tuya, desde que partiste.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

78.13%

votos positivos

Votos totales: 32

Comparte:

MUERTE (V)

No duermo para que al verte
llegar lenta y apagada,
para que al oír pausada
tu voz que silencios vierte,
para que al tocar la nada
que envuelve tu cuerpo yerto,
para que a tu olor desierto
pueda, sin sombra de sueño,
saber quede ti me adueño,
sentir que muero despierto.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

77.78%

votos positivos

Votos totales: 18

Comparte:

A UNA MONJA, ENVIÁNDOLE UN MENUDO Y UN CUARTO DE TERNERA

Con mucha llaneza trata
quien, debiéndolo en escudos,
viene a pagar en menudos
a quien lo regala en plata;
de las terneras que mata
don Alonso de Guzmán,
hoy presentado me han
ese cuarto de ternera:
tomadlo, que yo quisiera
que fuera de tafetán.

Autor del poema: Luis de Góngora

77.53%

votos positivos

Votos totales: 89

Comparte:

MUERTE (VIII)

Hasta en la ausencia estás viva:
porque te encuentro en el hueco
de una forma y en el eco
de una nota fugitiva;
porque en mi propia saliva
fundes tu sabor sombrío,
y a cambio de lo que es mío
me dejas sólo el temor
de hallar hasta en el sabor
la presencia del vacío.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

76.92%

votos positivos

Votos totales: 39

Comparte:

MUERTE (II)

Si en todas partes estás,
en el agua y en la tierra,
en el aire que me encierra
y en el incendio voraz;
y si a todas partes vas
conmigo en el pensamiento,
en el soplo de mi aliento
y en mi sangre confundida
¿no serás, Muerte, en mi vida,
agua, fuego, polvo y viento?

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

75.00%

votos positivos

Votos totales: 48

Comparte:

DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (III)

Por el temor de quererme
tanto como yo te quiero,
has preferido, primero,
para salvarte, perderme.
Pero está mudo e inerme
tu corazón, de tal suerte
que si no me dejas verte
es por no ver en la mía
la imagen de tu agonía:
porque mi muerte es tu muerte.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

75.00%

votos positivos

Votos totales: 24

Comparte:

Desde el 1 hasta el 20 de un total de 25 Décimas

Añade tus comentarios