12 Poemas de ojos 

OJOS NEGROS

Ojos terribles y puros
que me lanzáis el reproche,
ojos que sois cual la noche,
que sois cual la noche obscuros,
ojos que miráis seguros
luz derramando en derroche;
plegando los párpados, broche
de esos radiantes luceros,
no me miréis tan severos,
ojos que sois cual la noche.

Ojos que de extraña suerte
me hacéis vivir o morir;
ojos que me dais vivir
para causarme la muerte,
en vano pretendo fuerte,
vuestro yugo sacudir;
¡ya no puedo resistir
esta esclavitud amada!
¡matadme de una mirada
ojos que me hacéis vivir!

Ojos que lanzáis centellas
para ofuscarse ellos mismos;
ojos que sois dos abismos
donde brillan dos estrellas;
ojos de pupilas bellas
y de extraños magnetismos,
¡por obscuros fatalismos
que no acierto a explicar,
os vuelvo siempre a mirar,
ojos que sois dos abismos!

Si por volveros a ver
me causáis penas mortales,
ojos que sois dos puñales,
víctima vuestra he de ser,
¡no me importa padecer
sufrimientos eternales
si las causas principales
de mis penas merecidas
serán vuestras mil heridas,
ojos que sois dos puñales!

Autor del poema: Juan Ramón Molina

100.00%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

OJOS VERDES

I

Apoyá en er quisio de la mansebía
miraba ensenderse la noche de mayo;
pasaban los hombres y yo sonreía
hasta que a mi puerta paraste el caballo.
«Serrana, ¿me das candela?»
Y yo te dije: «Gaché,
ven y tómala en mis labios
que yo fuego te daré».
Dejaste er caballo
y lumbre te di,
y fueron dos verdes luceros de mayo
tus ojos pa mí.

Ojos verdes, verdes como la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.
Ojos verdes, verdes, con brillo de faca,
que están clavaítos en mi corazón.
Pa mí ya no hay soles, luceros ni luna,
no hay más que unos ojos que mi vía son.
Ojos verdes, verdes como la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.

II

Vimos desde el cuarto despertar el día
y sonar el alba en la Torre la Vela.
Dejaste mis brazos cuando amanecía
y en mi boca un gusto de menta y canela.
«Serrana, para un vestío
yo te quiero regalá».
Yo te dije: «Estás cumplío,
no me tienes que dar na».
Subiste ar caballo,
te fuiste de mí
y nunca una noche
más bella de mayo
he vuelto a viví.

Ojos verdes, verdes como la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.
Ojos verdes, verdes, con brillo de faca,
que están clavaítos en mi corazón.
Pa mí ya no hay soles, luceros ni luna,
no hay más que unos ojos que mi vía son.
Ojos verdes, verdes como la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.

Autor del poema: Rafael de León

90.00%

votos positivos

Votos totales: 30

Comparte:

TU MIRADA

Me miraste a los ojos, penetrando,
en lo más profundo de mi alma.
El cristal azul de tus pupilas,
me mostraba, mi imagen reflejada.

Me miraste y pediste temblorosa
que un te amo, saliera de mis labios,
pero ellos ya no tienen más palabras
pues los golpes de la vida los han cerrado.

Me miraste y tu pelo se erizaba,
y una gota redonda en tu pupila
que brotó, de un corazón roto
y cayó recorriendo tu mejilla.

Me miraste y tu rostro empapado
me exigía una palabra, una respuesta,
y mentí diciéndote te amo
por ganar de tu cara una sonrisa.

Autor del poema: Walt Whitman

86.58%

votos positivos

Votos totales: 626

Comparte:

LOS OTROS OJOS

Mirar, pero no ver,
colocar otros ojos,
quizá los de aquel niño
que viejísimo mira.

Unos ojos perdidos
y hallados a diario
ciegos como ese río
que viejísimo mira.

Mirar es eso mismo,
un dolor, quizá un agua
que no ve y que, reciente,
qué viejísima mira.

Autor del poema: Francisco Pino

83.15%

votos positivos

Votos totales: 184

Comparte:

Ojos Café

Enviado por gabl  Seguir



De tanto verme en tus ojos,
me perdí en su profundidad,
en tu mirada,
en ese color,
en el color café que atraían,
que hacían que los viera,
que los escudriñara.
Ojos color café,
ocres, amarillos oro
cuyos destellos dilataron mis pupilas,
ojos de ese color que enloquecen
que perturban el alma y pensamiento,
y me quitan el sueño.

gbl
06/10/2017
Derechos Reservados de Autor





77.78%

votos positivos

Votos totales: 27

Comparte:

LOS OJOS BONITOS

Los ojos bonitos no son color,
son mirada.

Autor del poema: Defreds

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

ESTOY TRISTE, Y MIS OJOS NO LLORAN

Estoy triste, y mis ojos no lloran
y no quiero los besos de nadie;
mi mirada serena se pierde
en el fondo callado del parque.

¿Para qué he de soñar en amores
si está oscura y lluviosa la tarde
y no vienen suspiros ni aromas
en las rondas tranquilas del aire?

Han sonado las horas dormidas;
está solo el inmenso paisaje;
ya se han ido los lentos rebaños;
flota el humo en los pobres hogares.

Al cerrar mi ventana a la sombra,
una estrena brilló en los cristales;
estoy triste, mis ojos no lloran,
¡ya no quiero los besos de nadie!

Soñaré con mi infancia: es la hora
de los niños dormidos; mi madre
me mecía en su tibio regazo,
al amor de sus ojos radiantes;

y al vibrar la amorosa campana
de la ermita perdida en el valle,
se entreabrían mis ojos rendidos
al misterio sin luz de la tarde...

Es la esquila; ha sonado. La esquila
ha sonado en la paz de los aires;
sus cadencias dan llanto a estos ojos
que no quieren los besos de nadie.

¡Que mis lágrimas corran! Ya hay flores,
ya hay fragancias y cantos; si alguien
ha soñado en mis besos, que venga
de su plácido ensueño a besarme.

Y mis lágrimas corren... No vienen...
¿Quién irá por el triste paisaje?
Sólo suena en el largo silencio
la campana que tocan los ángeles.

Autor del poema: Juan Ramón Jiménez

73.81%

votos positivos

Votos totales: 1256

Comparte:

LAS PRIMERAS MIRADAS

Nadie sabe en qué noche de octubre solitario,
de fatigados duendes que ya no ocurren,
puede inmolarse la perdida infancia
junto a recuerdos que se están haciendo.

Qué sorpresa sufrirse una vez desolado,
escuchar cómo tiembla el coraje en las sienes,
en el pecho, en los muslos impacientes
sentir cómo los labios se desprenden
de verbos maravillosos y descuidados,
de cifras defendidas en el aire muerto,
y cómo otras palabras, nuevas, endurecidas
y desde ya cansadas se conjuran
para impedirnos el único fantasma de veras.

Cómo encontrar un sitio con los primeros ojos,
un sitio donde asir la larga soledad
con los primeros ojos, sin gastar
las primeras miradas,
y si quedan maltrechas de significados,
de cáscara de ideales, de puresas inmundas,
cómo encontrar un río con los primeros pasos,
un río -para lavarlos- que las lleve.

Autor del poema: Mario Benedetti

73.03%

votos positivos

Votos totales: 89

Comparte:

CUANDO MIS OJOS...

Cuando mis ojos
se cierran y se abren
todo ha cambiado

Autor del poema: Mario Benedetti

66.99%

votos positivos

Votos totales: 103

Comparte:

LOS OJOS DEL VALLE

Enviado por luisramos2000  Seguir

Hoy quiero componer una canción
Dedicada a los ojos más lindos
Del valle tu alistas tu guitarra
Y yo mi acordeón lleno de sentimientos.
Quiero cantar lleno de alegría
Cada uno de mis fragmentos
Que escribo con gran pasión
Inspirados y encantados por tus bellos ojos
Tu eres del cesar, pero yo quiero brotar
Un manantial lleno que baje por la serranía
Como símbolo de armonía, amor y paz
Donde el mar y la tierra se unia.
Hay Valledupar cuna de grandes poetas
Tierra de vallenatos y de acordeones
Tierra de esos ojitos hermosos y
Capullitos que un dia serán flores.
Algún tiempo quiero ser el amigo
De esos ojos, los cuales tienen gran descripción
Que tienen el gran brillo de dos luceros
Motivos de hoy para mi inspiración.
LUIS ALFONSO RAMOS

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 12 Poemas de ojos

Añade tus comentarios