37 Poemas de dolor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Demasiado tarde

Enviado por ghostgirl  Seguir

Es demasiado tarde para salvarme, veo un lago de tinta roja brotar de mi cuerpo, veo las luces lentamente apagarse, al fin mi ser se dio por vencido y quiso ceder, cometí el acto mas cobarde pero a la vez valiente.

Decidí darle fin a todo de una estúpida forma, noto como el agua de la tina se tiñe de rojo y siento lo liviano que se vuelve mi cuerpo, veo como la bella muerte se acerca para llevarse mi alma con un beso y deja mi cuerpo en este mundo gigante y cambiante.

Me canse de noche tras noche en el tejado de este gran y solitario lugar llorar sin cesar, por primera vez en años me siento aliviada, siento tranquilidad.

Le ruego a la muerte que me deje descansar. "Oh bella e inhumana muerte ven a mi ya, llévate mi alma a un lugar donde todo sea paz". Me convertí en mi infierno y en mi cárcel y esta era la única forma de no morir en mi soledad, me solté de las cadenas que me llevaban al fondo del dolor, para salir a relucir como alguien que lucho.

-Sam (Ghostgirl - Darkhell)

100.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

El poso del llanto

Enviado por ghostgirl  Seguir

Oscuro poso, en un oscuro poso es donde mi alma esta, abandono mi cuerpo para allí llorar, el poso del llanto se le es conocido pues siempre se escucha el sollozo de un ente adolorido, los golpes que el cruel y basto mundo le dieron fueron suficientes como para abandonar su cárcel y transcender, pero no a la libertad, fue a una cárcel de donde es imposible escapar, la cárcel es el mismo donde día a día tortura su ser con los recuerdos del ayer, almas felices le quieren ayudar, pero esta se niega, quiere morir en su soledad.

-Sam Ardila ( Ghostgirl - Darkhell)

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

DOLOR

Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.

Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera,
como una romana, para concordar
con las grandes olas, y las rocas muertas
y las anchas playas que ciñen el mar.

Con el paso lento, y los ojos fríos
y la boca muda, dejarme llevar;
ver cómo se rompen las olas azules
contra los granitos y no parpadear;
ver cómo las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar;
pensar que pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar;
ver que se adelanta, la garganta al aire,
el hombre más bello, no desear amar...

Perder la mirada, distraídamente,
perderla y que nunca la vuelva a encontrar:
y, figura erguida, entre cielo y playa,
sentirme el olvido perenne del mar.

Autor del poema: Alfonsina Storni

90.82%

votos positivos

Votos totales: 643

Comparte:

LO QUE SIENTO POR TI

Lo que siento por ti es tan difícil.
No es de rosas abriéndose en el aire,
es de rosas abriéndose en el agua.

Lo que siento por ti. Esto que rueda
o se quiebra con tantos gestos tuyos
o que con tus palabras despedazas
y que luego incorporas en un gesto
y me invade en las horas amarillas
y me deja una dulce sed doblada.

Lo que siento por ti, tan doloroso
como pobre luz de las estrellas
que llega dolorida y fatigada.

Lo que siento por ti, y que sin embargo
anda tanto que a veces no te llega.

Autor del poema: Idea Vilariño

90.00%

votos positivos

Votos totales: 20

Comparte:

ANHELO

¡Oh dolor insondable, desolada amargura
de no hallar en la senda ni la flor de un cariño,
y sentirse, al comienzo de la jornada dura,
con cerebro de viejo y corazón de niño!

¡Y que nuestra esperanza haya sido vencida
por la implacable hostilidad del cielo!
Y el dolor de sentirse cobarde ante la vida,
y la renunciación de todo noble anhelo...!

¡Oh bienaventurados, en verdad, los que ignoran;
y si es de reír, ríen, y si es de llorar, lloran
con la simplicidad de su santa ignorancia!

¡Solo anhelo ser siempre en mis dichas y males,
y vivir la tristeza de los días iguales,
como si el alma hubiera retornado a la infancia!

Autor del poema: Ernesto Noboa y Caamaño

87.50%

votos positivos

Votos totales: 56

Comparte:

Amor suicida

Enviado por adrianny-gold  Seguir

Destrozame el corazón
como lo sabes hacer,
hazme sangrar;
al dolor me acostumbre.

Nombrame masoquista,
adelante, clava el cuchillo.
Tu no puedes quebrar lo roto
y yo no puedo olvidar lo vivido.

Se que sabes lo que se,
que mientras más me
lastimas mas te
deseo tener.

Si el tiempo no cura las heridas
¿Que lo hace?
Si lastimarme no era lo que querías
¿Porque matarme?

Tu sueño:
ser la causa de mi muerte;
mi sueño:
ser quien siempre te despierte.

Autor: Adrianny Garcia

87.23%

votos positivos

Votos totales: 47

Comparte:

Dolor

Enviado por rmcpl  Seguir

Ese minuto, ese instante,
cuando el dolor intenso, tan punzante
duele respirar por estar vivo,
ese instante doloroso
donde todo oculta su sentido,
sin embargo el cuerpo sigue vivo, fuerte
mientras el pensamiento, el entendimiento, el alma
fallecidos,
el dolor es tan agudo pienso que pocos lo han sobrevivido.
y aquí estoy recordando ese instante de abandono,
cuando mi alma deseaba salir y volar a su destino,
pues tierra, estás habitada por cadáveres,
y mi alma añora el hogar divino.

87.22%

votos positivos

Votos totales: 133

Comparte:

POBRE FLOR

—«¿Por qué te miro así tan abatida,
pobre flor?
¿En dónde están las galas de tu vida
y el color?

»Dime, ¿por qué tan triste te consumes,
dulce bien?»
—«¿Quién?, ¡el delirio devorante y loco
de un amor,
que me fue consumiendo poco a poco
de dolor!
Porque amando con toda la ternura
de la fe,
a mí no quiso amarme la criatura
que yo amé.

»Y por eso sin galas me marchito
triste aquí,
siempre llorando en mi dolor maldito,
¡Siempre así!»—
¡Habló la flor!...
Yo gemí... era igual a la memoria
de mi amor.

Autor del poema: Manuel Acuña

87.04%

votos positivos

Votos totales: 270

Comparte:

LA NOCHE Y MI DOLOR

El negro manto que la noche umbría
Tiende en el mundo a descansar convida,
Su cuerpo extiende ya en la tierra fría
Cansado el pobre y su dolor olvida.

También el rico en su mullida cama
Duerme soñando avaro sus riquezas,
Duerme el guerrero y en su ensueño exclama:
Soy invencible y grandes mis proesas.

Duerme el pastor feliz en su cabaña
Y el marino tranquilo en su bajel;
A éste no altera la ambición ni saña
El mar no inquieta el reposar de aquel.

Duerme la fiera en lóbrega espesura,
Duerme el ave en las ramas guarecida,
Duerme el reptil en su morada impura,
Como el insecto en su mansión florida.

Duerme el viento.... la brisa silenciosa
Gime apenas las flores cariciando;
Todo entre sombras a la par reposa,
Aquí durmiendo más allá soñando.

Tú, dulce amiga, que talvez un día
Al contemplar la luna misteriosa,
Exaltabas tu ardiente fantasía
Derramando una lágrima amorosa.

Duerme también tranquila y descansada
Cual marino calmada la tormenta,
Así olvidando la inquietud pasada
Mientras tu amiga su dolor lamenta.

Déjame que hoy en soledad contemple
De mi vida las flores deshojadas;
Hoy no hay mentira que mi dolor temple,
Murieron ya mis fábulas soñadas.

Autor del poema: Dolores Veintimilla

86.96%

votos positivos

Votos totales: 23

Comparte:

AYER VENDRÁ

La tarde va a morir; en los caminos
se ciega triste o se detiene un aire
bajo y sin luz; entre las ramas altas,
mortal, casi vibrante,
queda el último sol; la tierra huele,
empieza a oler; las aves
van rompiendo un espejo con su vuelo;
la sombra es el silencio de la tarde.
Te he sentido llorar: no sé a quién lloras.
Hay un humo distante,
un tren, que acaso vuelve, mientras dices:
Soy tu propio dolor, déjame amarte.

Autor del poema: Luis Rosales

86.67%

votos positivos

Votos totales: 45

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 37 Poemas de dolor

Añade tus comentarios