390 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Mi perdicion

Enviado por adrianny-gold  Seguir

Me perdí en tus ojos,
tan oscuros como la noche,
pero tan hermosos
como el brillo que exhibes.

Me perdí en tu mirada,
esa que en el fondo me quemaba,
y claro, sin decirte nada
deje que me conquistaras.

Me perdi en tus labios,
sin defecto encontrado,
a los míos llamaron
y respondí sin dudarlo.

Me perdí en tu cuerpo,
fue como soñar despierto
y tu con un apasionado beso
me elevaste al cielo.

Me perdí en tu belleza,
que hipnotiza a cualquiera,
tu eres el que con destreza
me hace un lío la cabeza.

me perdí en tu fragancia,
esa que embriaga
y es tan grata
como flor nueva en la mañana.

Me perdí en tu ardentía,
tu, mi autoría,
me robaste la vida
luego de hacer lo que querías.

Me perdí en tu amor,
y me transformo
porque tomo mi corazón
y se lo robo.

Me perdí en ti,
por ti llegaria hasta el fin,
me entregaría a morir
y aun seria feliz.

Autor: Adrianny Garcia

90.48%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

NOCHE DE AMOR

Noche de amor. Bajo la sombra cómplice:
La ingenua tentación. En la arboleda
El motivo de vida va pecando
Como un ensueño de precoz histeria,
Hay quemantes sudores en las pieles:
Sorda germinación en las arterias;
Protestas en las curvas no labradas
Y en tu pupila audaz, francas ofertas.
La idealidad se tiñe de rubores
Como un pálido lirio, de vergüenzas:
En los lechos abiertos y manchados
Se tiende la pasión. La noche arquea
Su gran complicidad sobre la falta;
El lirio de tu sexo se doblega,
Y señala tu carne temblorosa
El índice fatal de mis torpezas.
¡Oh la sed de mis labios, cuyos besos
Recargan la intención que nos rodea!
¡Oh el carmín de tus labios, cuyo orgullo
Palidece al fulgor de tus caderas!
Dame tu cuerpo. Mi perdón de macho
Velará la extinción de tu pureza,
Como un fauno potente y pensativo
Sobre el derrumbe de una estatua griega.

Autor del poema: Horacio Quiroga

86.96%

votos positivos

Votos totales: 23

Comparte:

DAME LA MANO

Dame la mano y danzaremos;
dame la mano y me amarás.
Como una sola flor seremos,
como una flor, y nada más...

El mismo verso cantaremos,
al mismo paso bailarás.
Como una espiga ondularemos,
como una espiga, y nada más.

Te llamas Rosa y yo Esperanza;
pero tu nombre olvidarás,
porque seremos una danza
en la colina y nada más...

Autor del poema: Gabriela Mistral

86.86%

votos positivos

Votos totales: 2846

Comparte:

¿SE PUEDE AMAR SIN ADMIRAR?

Se puede dar un amor natural, común. Se puede sentir
pena por una persona o atracción física hacia ella y engañarse pensando que esa reacción es amor. Pero para que
exista el amor real es necesario admirar alguna cosa en él
o en ella. Theodore Reik cree que el «amor sólo es posible
cuando atribuyes un valor más alto al otro que a ti mismo,
cuando ves en ella o en él una personalidad que, por lo
menos en algún sentido, es superior a la tuya».

Autor del poema: Clarice Lispector

86.67%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

AMOR VERDADERO

No, no aparta a dos almas amadoras
adverso caso ni crüel porfía:
nunca mengua el amor ni se desvía,
y es uno y sin mudanza a todas horas.

Es fanal que borrascas bramadoras
con inmóviles rayos desafía;
estrella fija que los barcos guía;
mides su altura, mas su esencia ignoras.

Amor no sigue la fugaz corriente
de la edad, que deshace los colores
de los floridos labios y mejillas.
Eres eterno, Amor: si esto desmiente

mi vida, no he sentido tus ardores,
ni supe comprender tus maravillas.

Autor del poema: William Shakespeare

86.58%

votos positivos

Votos totales: 745

Comparte:

A DESTIEMPO

Me enamoré de una canción,
y era de carne y hueso,
me enamoré de una chica que no sólo era carne,
si no que también era seso
"ME ENAMORÉ"...
me enamoré de su beso, de su cuerpo y de su sexo
¡SI!...¡SI!...¡SI!...me enamoré
me enamoré de su verso...me enamoré de su peso...
de su cielo y de su infierno
de su vuelo y de su suelo
de su: ¡ME VOY!...y pues claro, yo también me vengo
me enamoré, joder que si me enamoré
me enamoré, pero creo que me enamoré a destiempo,
porque... cuando me desperté... todo era un sueño
me volví a enamorar, pero...

TÚ HABÍAS MUERTO

Autor del poema: César Brandon

86.49%

votos positivos

Votos totales: 185

Comparte:

HAGAMOS UN TRATO

Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted

es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Autor del poema: Mario Benedetti

85.86%

votos positivos

Votos totales: 785

Comparte:

EL AMOR

El amor viene lento como la tierra negra,
como luz de doncella, como el aire del trigo.
Se parece a la lluvia lavando viejos árboles,
resucitando pájaros. Es blanquísimo y limpio,
larguísimo y sereno: veinte sonrisas claras,
un chorro de granizo o fría seda educada.

Es como el sol, el alba: una espiga muy grande.

Yo camino en silencio por donde lloran piedras
que quieren ser palomas, o estrellas,
o canarios: voy entre campanas.
Escucho los sollozos de los cuervos que mueren,
de negros perros semejantes a tristes golondrinas.

Yo camino buscando tu sonrisa de fiesta,
tu azul melancolía, tu garganta morena
y esa voz de cuchillo que domina mis nervios.
Ignorante de todo, llevo el rumbo del viento,
el olor de la niebla, el murmullo del tiempo.

Enséñame tu forma de gran lirio salvaje:
cómo viven tus brazos, cómo alienta tu pecho,
cómo en tus finas piernas siguen latiendo rosas
y en tus largos cabellos las dolientes violetas.

Yo camino buscando tu sonrisa de nube,
tu sonrisa de ala, tu sonrisa de fiebre.
Yo voy por el amor, por el heroico vino
que revienta los labios. Vengo de la tristeza,
de la agria cortesía que enmohece los ojos.

Pero el amor es lento, pero el amor es muerte
resignada y sombría: el amor es misterio,
es una luna parda, larga noche sin crímenes,
río de suicidas fríos y pensativos, fea
y perfecta maldad hija de una Poesía
que todavía rezuma lágrimas y bostezos,
oraciones y agua, bendiciones y penas.

Te busco por la lluvia creadora de violencias,
por la lluvia sonora de laureles y sombras,
amada tanto tiempo, tanto tiempo deseada,
finalmente destruida por un alba de odio.

Autor del poema: Efraín Huerta

85.71%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

No me digas adios

Enviado por alheli  Seguir

Tengo miedo de que nuestro amor sea igual
Que bajando las escaleras lo habremos olvidado
Que con cerrar la computadora y apagar las luces
Nuestra relación haya acabado
Y llamamosle vida, cuando es solo un breve momento
Como una flor que nace en el verano para morir en otoño
Para al año siguiente ser suplantada por otra igual

85.71%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

Cem

Enviado por alheli  Seguir

Muere el amor pero no hay tumba.
Vuelan por ello fantasmas, no de los muertos sino entre los vivos.
Cordilleras de bruma, empañando los edificios.
El dios muerto que con burla mira a su sarcófago
Mira y mira, y de su risa se corroen las citas que sepulta el calendario.

85.71%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 390 Poemas de amor

Añade tus comentarios