448 Poemas de amor 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Canciones

Enviado por abraham_oz  Seguir

“Apago la lámpara, tras apagar los ojos,
Apago las lágrimas que habían corrido
por mi cara,
Enciendo mi alarma para levantarme temprano en la mañana,
Aunque sé que no lo haré.

Espero paciente para que las palabras vengan a mi mente,
Y ruego por que las escuche la tuya,
Y antes de que duermas sonrías.”

“Dame un minuto de tu vida,
Sé poeta,
Yo seré la sinfonía.
Que se viva la tensión en la luz tenue,
Que se cumpla el capricho que tus manos tienen.

Que las mías sean corona en tu cabello,
Y que se desvele tu rostro en la oscuridad,
Y tu sonrisa que no deja de llamar.

¿Estarás ahí cuando las canciones acaben,
Cuando mis uñas se despinten,
O cuando mis poemas te llamen?”

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Juntar el viento.

Enviado por lilith  Seguir

La ciudad esta vacía

Corre una brisa suave de verano

El sol calienta la arena

Hay un tranvía abandonado

El viento susurra tu nombre

y quiero juntar el viento

Juntar el viento

Para verte de nuevo



Tus ojos atraviesan el mar

En estas calles abandonadas

El cielo es azul

Mis alas fueron cortadas

Bajo el amanecer

El viento se junta

Matando el tiempo

Vi a través del cristal roto

Estabas tu.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

MI PRINCESA

Enviado por lufealfe  Seguir

Un día en tu habitación te diriges al espejo y en tu reflejo,
Notas que te ves como una princesa de un cuento de hadas,
Ya que tu sonrisa deshabilita cualquier maleficio,
Tu voz llena de coraje al guerrero más cobarde,
Tu sola presencia ilumina el campo de combate y
Con ella domas a las bestias salvajes;
con palabras detienes los desastres.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

Estrella

Enviado por lufealfe  Seguir

Tu que en el cielo brillas y mis noches iluminas,
Me guías por el camino y mis ojos entorpeces,
Aquella cuya luz da rumbo a los perdidos,
Quien a los niños cumple sus deseos,
Aquella que se ha vuelto mi más grande anheló,
Que solo en mis sueños puedo sostener en mis manos,
Simplemente una manifestación del universo pero ante los ojos del hombre su atractivo, su valor es indescriptible.

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

EL ALMA EN LOS LABIOS

Para mi amada

Cuando de nuestro amor la llama apasionada
dentro de tu pecho amante contemples extinguida,
ya que sólo por ti la vida me es amada,
el día en que me faltes me arrancaré la vida.

Porque mi pensamiento, lleno de este cariño
que en una hora feliz me hiciera esclavo tuyo.
Lejos de tus pupilas es triste como un niño
que se duerme soñando en tu acento de arrullo.

Para envolverte en besos quisiera ser el viento
y quisiera ser todo lo que tu mano toca;
ser tu sonrisa, ser hasta tu mismo aliento,
para poder estar más cerca de tu boca.

Vivo de tu palabra, y eternamente espero
llamarte mía, como quien espera un tesoro.
Lejos de ti comprendo lo mucho que te quiero
y, besando tus cartas, ingenuamente lloro.

Perdona que no tenga palabras con que pueda
decirte la inefable pasión que me devora;
para expresar mi amor solamente me queda
rasgarme el pecho, Amada, y en tus manos de seda
¡Dejar mi palpitante corazón que te adora!

Autor del poema: Medardo Ángel Silva

93.10%

votos positivos

Votos totales: 203

Comparte:

A DESTIEMPO

Me enamoré de una canción,
y era de carne y hueso,
me enamoré de una chica que no sólo era carne,
si no que también era seso
"ME ENAMORÉ"...
me enamoré de su beso, de su cuerpo y de su sexo
¡SI!...¡SI!...¡SI!...me enamoré
me enamoré de su verso...me enamoré de su peso...
de su cielo y de su infierno
de su vuelo y de su suelo
de su: ¡ME VOY!...y pues claro, yo también me vengo
me enamoré, joder que si me enamoré
me enamoré, pero creo que me enamoré a destiempo,
porque... cuando me desperté... todo era un sueño
me volví a enamorar, pero...

TÚ HABÍAS MUERTO

Autor del poema: César Brandon

92.68%

votos positivos

Votos totales: 710

Comparte:

Ausencias

Enviado por ron2039  Seguir

Son estas noches en que siento que me hace falta algo
sentirse incompleto como a un niño que le hace falta su helado
la diferencia es que no soy un niño
ni mucho menos busco algo barato.

Soy el resultado de la rutina
soy el producto de una madrugada que no termina
soy aquel que siempre está pensando en ti
soy la persona que no te puede arrancar de su vida de raíz.

Lo más triste es que tú no sabes nada
no te culpo, mi cobardía no me permite decirte lo que siento
y aunque siempre me he preguntado si en tu mente yo permanezco…
estoy seguro que en partes de tu día te aparezco.

Esta es la misma historia de siempre
dos personas, dos amigos, dos confidentes, dos conocidos,
dos que comparten momentos y entregan todo
dos personas que se volvieron costumbre.

¿Cómo quitarte a alguien de tu mente si ya te ha cautivado lo suficiente?
entraste como si nada cuando menos me di cuenta
te apoderaste de mí ser, de mis costumbres y me obligaste a ser diferente
y ahora estás allí como si nada esperando a que te mienta,
esperando a que aparente que me importas menos de lo que piensas,
entiendo que tienes a tu pareja,
pero es solo un payaso que siempre te trae problemas,
sin embargo no te ves feliz con como todo el mundo piensa.

Niña, niña… te conozco poco, pero valoro cada cosa de ti,
admiro tu forma de ser tan peculiar,
viviendo siempre estresada pero dispuesta a seguir,
admito que muchas veces me comporto como un idiota,
pero no quiero hacerte notar lo muerto que estoy por ti.
Seguiré pendiente de ti siempre con ímpetu,
pero esta noche siento que algo me falta…
esta noche me haces falta tú.

92.31%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

QUE YO SIEMPRE AMÉ

Que yo siempre amé
yo te traigo la prueba
que hasta que amé
yo nunca viví -bastante-

que yo amaré siempre
te lo discutiré
que amor es vida
y vida inmortalidad

esto -si lo dudas- querido,
entonces yo no tengo
nada que mostrar
salvo el calvario

Autor del poema: Emily Dickinson

91.04%

votos positivos

Votos totales: 346

Comparte:

AMOR TARDÍO

Tardíamente, en el jardín sombrío,
tardíamente entró una mariposa,
transfigurando en alba milagrosa
el deprimente anochecer de estío.

Y, sedienta de miel y de rocío,
tardíamente en el rosal se posa,
pues ya se deshojó la última rosa
con la primera ráfaga de frío.

Y yo, que voy andando hacia el poniente,
siento llegar maravillosamente,
como esa mariposa, una ilusión;

pero en mi otoño de melancolía,
mariposa de amor, al fin del día,
qué tarde llegas a mi corazón...

Autor del poema: José Ángel Buesa

91.00%

votos positivos

Votos totales: 100

Comparte:

CONFESIÓN

esperando a la muerte
como a un gato
que saltará sobre la
cama

estoy muy afligido por
mi esposa

ella verá este
tieso
blanco
cuerpo
lo sacudirá una vez, quizás
de nuevo

“Hank!”

Hank no
responderá

no es mi muerte lo que
me preocupa, es mi esposa
abandonada con este
montón
de nada.

quiero
hacerle saber
sin embargo
que todas las noches
durmiendo
a su lado

incluso los más triviales
argumentos
fueron cosas
siempre espléndidas


y las difíciles
palabras
que siempre temí
decir
pueden ser
dichas ahora:

Te
amo.

Autor del poema: Charles Bukowski

90.94%

votos positivos

Votos totales: 265

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 448 Poemas de amor

Añade tus comentarios