10 Poemas del coronavirus 

PESTE

Y la gente se quedó en casa.
Y leyó libros y escuchó.
Y descansó y se ejercitó.
E hizo arte y jugó.
Y aprendió nuevas formas de ser.
Y se detuvo.

Y escuchó más profundamente. Alguno meditaba.
o rezaba.
Alguno bailaba.
Alguno se encontró con su propia sombra.
Y la gente empezó a pensar de forma diferente.

Y la gente se curó.
Y en ausencia de personas que viven de manera ignorante.
Peligrosos.
Sin sentido y sin corazón.
Incluso la tierra comenzó a sanar.

Y cuando el peligro terminó.
Y la gente se encontró de nuevo.
Lloraron por los muertos.
Y tomaron nuevas decisiones.
Y soñaron nuevas visiones.
Y crearon nuevas formas de vida.
Y sanaron la tierra completamente.
Tal y como ellos fueron curados.


(Poema escrito durante la epidemia de peste en 1800)

Autor del poema: K.O'Meara

77.55%

votos positivos

Votos totales: 98

Comparte:

POEMA AL CORONAVIRUS

Maldito virus siniestro
No te tememos, con recaudos y aislamientos, lavados de manos y distanciamiento te enfrentaremos.
Vete maldito vete de aquí !!!
Te echaremos te venceremos por juntos vivos y sanos nos queremos.
( llore )

Autor del poema: Belén Francese

68.42%

votos positivos

Votos totales: 57

Comparte:

AHORA QUE NO HAY VACUNAS

Ahora que no hay vacunas
ni letanías.
Ahora que está en la luna
la policía.
Ahora que sueño de noche,
que duermo de día.
Ahora que estoy más vivo
de lo que estoy.
Ahora que nada es urgente,
que todo es presente,
que hay pan para hoy.

Autor del poema: Joaquín Sabina

67.74%

votos positivos

Votos totales: 31

Comparte:

LO RÁPIDO QUE VOLABA EL TIEMPO

Lo rápido que volaba el tiempo cuando vivíamos
y lo lento que pasa ahora que sobrevivo.

Autor del poema: Mónica Carrillo

65.38%

votos positivos

Votos totales: 26

Comparte:

POR LOS ÁNGELES...

Por los ángeles de alas verdes de los quirófanos.
Por los ángeles de alas blancas del hospital.
Por los que hacen del verbo ayudar
su bandera y tu casa
y luchan porque nadie muera en soledad.

Por las trabajadoras que no duermen
para que sueñen que se salvan los heridos.
Por los que al defendernos usan su piel un escudo
y mueven las camillas como el vals del peligro.
Por los que hacen del trabajo sucio
la labor más hermosa del mundo.

Por los que nunca miran el reloj mientras curan.
Por las que pintan tu dolor de azul.
Para los que merecen los abrazos prohibidos,
y se meten contigo en la boca del lobo
y riegan nuestro miedo con su luz.

Todos os aplaudimos,
con las barandillas de los balcones erizadas
con manos que recuerdan que encontrar otras manos
es la única verdad.
Y mientras, la esperanza escribe en nuestros labios:
“Cuando esto pase, nunca nos volverá a pasar.”


En su creación han participado 12 artistas: Elvira Sastre, Leiva, Loreto Sesma, Raquel Lanseros, Irene G., Andrea Valbuena, Jorge Drexler, Guille Galván, Marwan, Rozalén, Andrés Suárez y Benjamín Prado.

Autor del poema: Varios artistas

63.16%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

EL DOLIENTE

Pasarán estos días como pasan
todos los días malos de la vida
Amainarán los vientos que te arrasan
Se estancará la sangre de tu herida

El alma errante volverá a su nido
Lo que ayer se perdió será encontrado
El sol será sin mancha concebido
y saldrá nuevamente en tu costado

Y dirás frente al mar: ¿Cómo he podido
anegado sin brújula y perdido
llegar a puerto con las velas rotas?

Y una voz te dirá: ¿Que no lo sabes?
El mismo viento que rompió tus naves
es el que hace volar a las gaviotas.

Autor del poema: Oscar Hahn

61.11%

votos positivos

Votos totales: 18

Comparte:

TARDE OSCURA

Lo mismo que un sueño
Al cuerpo separa
Del alma, esta niebla
Tierra y luz aparta.

Todo es raro y vago:
Ni son en el viento,
Latido en el agua,
Color en el suelo.

De sí mismo extraño,
¿Sabes lo que espera
El pájaro quieto
Por la rama seca?

Lejos, tras un vidrio,
Una luz ya arde,
Poniendo la hora
Más incierta. Yace

La vida, y tú solo,
No muerto, no vivo,
En el pecho sientes
Débil su latido.

Por estos suburbios
Sórdidos, sin norte
Vas, como el destino
Inútil del hombre.

Y en el pensamiento
Luz o fe ahora
Buscas, mientras vence
Afuera la sombra.

Autor del poema: Luis Cernuda

56.25%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

QUE NO ARRANQUEN LOS COCHES

Que no arranquen los coches
Que se detengan todas las factorías
Que la ciudad se llene de largas noches
Y calles frías
Que se enciendan las velas
Que cierren los teatros y los hoteles
Que se queden dormidos los centinelas
En los cuarteles.

Autor del poema: Joaquín Sabina

50.00%

votos positivos

Votos totales: 20

Comparte:

NO SALGAS DE TU CUARTO

No salgas de tu cuarto, no incurras en error.
¿Para qué quieres sol si ahí tienes cigarrillos?
Afuera todo es fútil, es especial el júbilo.
Solo apúrate al baño pero regresa al cuarto.

Oh, no salgas del cuarto, no llames un taxi.
Porque, mira, el espacio es solo un corredor
que acaba en los fusibles. Si entra, viva, una joven
boquiabierta, solo échala, no le quites la ropa.

No salgas de tu cuarto. Finge que estás en quiebra.
¿Qué puede ser más bello que la silla y el muro?
¿Por qué dejar el sitio al que regresarías
el mismo que ahora eres o quizá más herido?

Oh, no salgas del cuarto. Baila bossa nova
desnudo en tu gabán, descalzo en tus sandalias.
El umbral huele a cera y a col y tú has escrito
ya demasiadas letras, una más para qué.

Oh, no salgas del cuarto. Dale al cuarto un atisbo
de cómo se ve. Además, “incognito
ergo sum” como dijo la sustancia a la forma.
No salgas de tu cuarto. ¿Piensas que aquello es Francia?

¡No seas un tonto! Sé lo que no fueron otros.
No salgas de tu cuarto. Dale vida a tus muebles.
Fúndete en la pared. Mueve el armario. Aíslate
así de Cronos, cosmos, eros, raza, virus.

Autor del poema: Joseph Brodsky

50.00%

votos positivos

Votos totales: 18

Comparte:

OJALÁ PRONTO

Ojalá pronto nuestras llamadas a deshoras se conviertan en susurros antes de dormir. Que lo difícil de coincidir se convierta en esperarnos para cenar.

Que cada kilómetro de distancia que nos separa se convierta en besos en la espalda cada noche.

Que los viajes para vernos veinticuatro horas se conviertan en veinticuatro horas perdidos por Europa.

Que las canciones que nos dedicamos desde lejos, las podamos bailar agarrados. Que se acaben las prisas para hacer la maleta y la tensión de la estación.

Ojalá pronto todo el mundo que ahora no entiende, entienda que el amor no entiende de distancias pero vive a base de pasión y confianza. Y que de eso tenemos el contador lleno.

Ojalá pronto estemos cerca, y todo lo luchado merezca más la pena.

Ojalá pronto, reírnos en cama, deseando que mañana por la mañana me despierte el olor de tu piel, y ya no haga falta desayunar nada.

Ojalá pronto…

Autor del poema: Defreds

41.18%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 10 Poemas del coronavirus

Añade tus comentarios