60 Poemas eróticos 

Comparte:
ERÓTICO NERUDA

Enviado por doblezeroo  Seguir

******

- ERÓTICO NERUDA - por doblezeroo


Me gustas cuando tiemblas porque estás como intacta
y me adentro en tus sueños y mi voz te desborda.
Parece que penetren hormigas por tu cuerpo
y parece que el aire te quitase la ropa.


Como todas las rosas con el fuego te turbas,
te sujeta la tierra y mi aroma te agita.
Fiera conmovida, pareces una rosa
y parece que mi tacto entibia tus espinas.


Me gustas si jadeas cuando voy a besarte,
fiera contenida, así como con miedo
y sientes que me acerco y tu corazón late,
déjame derramarte en la boca un infierno.


Déjame que te amague con mi frutal saliva.
Cólera silenciosa, gemido suplicante,
en tu falda entreabierta te abrasas y tiritas,
dejemos nuestros labios húmedos acecharse.


Me gustas cuando tiemblas porque estás como intacta
y yo aumento en tus ojos y tu rostro en los míos.
Parece amordazarte el sudor del silencio
y parece tu cuello desnudar mi mordisco.

***********


doblezeroo


(mi humilde homenaje al más grande de los poetas)

93.60%

votos positivos

Votos totales: 344

Comparte:
ERÓTICA Y SILENCIADA

Enviado por doblezeroo  Seguir

****
Olor de Venecia y pubis
humificando la estancia
viste al girasol gigante
que asoma por la ventana
mientras los cristales siembran
rumores de la calzada,
que el mundo se ofrece vivo
como el bosque a las mañanas,
lo mismo que yo me ofrezco
enloquecido de magia
a contemplarla sinuosa
como sirena varada
en el corazón de todas
y cada una de las playas
mientras duerme silenciosa,
tendida sobre la cama,
como una duna de arena
bajo quietas olas blancas.

Yo a ella la miro despierto
de afrodisíacos y arpas,
mil avisperos describen
pasiones abiertas y altas,
mi vientre se excita raudo
de erótica y silenciada
yedra del escalofrío
por su piel desparramada
y en mi entrepierna, la fiebre,
bebe un éxtasis de salvias
por la canela en dos muslos
de sus piernas destrenzadas.
Minerva en sus labios cierra
gemidos de madrugada
que resuenan en mi mente
en redobles de campanas
y en triple sangre de mayo
sus uñas apasionadas
abrieron melocotones
bajo la piel de mis cachas.

Yo a ella la miro despierto
conclusa de una algazara,
espesura en los corales
del cabello en su piel blanca,
lazos tibios en el hombro
susurrándole a la almohada,
color de aceite y Egipto
sobrevolando su espalda,
cuatro silencios calientes
en las rutas de sus nalgas,
y una aureola en su torso
de hoguera recién quemada.

Duerme mi chica en el lecho,
como un pétalo en el agua,
con medio cuerpo desnudo
y una noche, en sus pestañas
de enfurecidos volcanes
y luces de luna en llamas.
Sangre de pantera gruñe
bajo las tumbas heladas.
Duerme mi chica en el lecho
con trenzas enmarañadas
recogiendo en su regazo,
de sombras y de terrazas,
dos pechos entre los brazos
o densísimas manzanas,
dos manantiales sin pozo
o desiertos llenos de agua.

Hay dos copas en la mesa
su ropa en toda la casa,
la sombra de ojos reviste
sus mejillas reposadas,
tiene océanos sin olas
dibujándole la cara,
corrientes de la marisma
en sus tetas excitadas
y alrededor del tobillo
un pequeñísimo tanga
con una gota de semen
y dos burbujas de cava.

****

92.40%

votos positivos

Votos totales: 579

Comparte:
TÚ ME GUSTAS TOTAL, ENTERA Y TODA

Tú me gustas total, entera y toda,
no por el fuego de tu pelo húmedo,
ni por tus senos de canela tibia,
ni el pecado del ritmo de tu cadera.

Tú me gustas total, entera y toda,
no por tu boca tan intacta al beso,
ni por las llamaradas de tu carne
que se te está calcinando entre las venas.

Tú me gustas total, entera y toda,
no porque eres mía y no me perteneces,
ni porque la envidia de los demás la siento
como si se tratase de propia envidia.

Tú me gustas total, entera y toda,
no porque me la pase junto a ti
bebiéndome tu aliento, ni rumiando
los pedazos de amor que tú me tiras.

Tú me gustas total, entera y toda,
por ese olor a carne que tú tienes;
olor de carne de mujer que es tuyo,
porque nadie más huele así en la tierra.

Tú me gustas total entera y toda,
porque ese olor es tuyo y lo encontré para mí.

Autor del poema: César Díaz Martínez

75.45%

votos positivos

Votos totales: 770

Comparte:
Cuerpos

Enviado por gabl  Seguir

Poema Erótico
Cuerpos.
Abrázame sin miedos
apretándome en tu pecho vivo
como niño amantando,
que succiona la leche
tibia de las ubres
de eréctiles pezones rosados,
para sentirme tu dueño.

Siente en ti mi calor
que como fragancia
emana de mi cuerpo ardiente,
penetrando tu tembloroso interior
como tizón encendido
quemando tus entrañas
que incita al acto carnal.

Mientras mis manos deslizan
dedos desde tus cabellos
hasta glúteos ardientes
tu cuerpo relajado va cediendo
a mutuas caricias y besos,
empapados de extraño almíbar
en bocas sedientas de pasión.

Divina sensación madrugadora
cómplice de casual encuentro
de humedad contagiosa,
en cuerpos de éxtasis sublime
bañados en sudoración adormecida
de frescura extrema que calma
el deseo consumado.

gbl
11/06/2017
Derechos Reservados de Autor

72.34%

votos positivos

Votos totales: 47

Comparte:
UN ROCE BREVE, FUGITIVO...

Un roce breve, fugitivo
como el ala de una mariposa
hizo arder el aire en un instante
entre tu cuerpo y el mío.

El universo se ocultó a mis ojos
y se encerró en un latido.
Tus miradas se volvieron mares
y sus olas mecieron mi destino.

Para siempre, un instante,
que ninguna muerte extinguirá,
mientras te ame.

Autor del poema: Clara Díaz Pascual

72.09%

votos positivos

Votos totales: 129

Comparte:
ENTREGA

Envuélveme.....No temas.
Ante tu fuego vivo
mi carne se deslumbra,
y surge castamente
entre el temblor rosado
de mi liviano traje
para poder ser tuya.

¿No aspiras en el aire
una fragancia débil
que enerva y que conturba?
¿No sientes que tu aliento
se prende como un velo
de sombra en mi cintura?...
Ya ves que hasta mis ojos
en esta noche tienen
fulguración oscura,
y en tus rodillas firmes
mis manos se desgranan
como rosas maduras.
Y al enredar tus dedos
en mis cabellos claros
siento extraña frescura,
mientras caen tus besos
en mi boca sedienta
con la humedad fragante
que se raja una fruta.
Aspírame despacio....
Iniciaré mi entrega
sobre tu carne oscura,
y me alzaré del fuego
santificada y bella
como se alza del mármol
una estatua desnuda.

Autor del poema: Laura Victoria

71.88%

votos positivos

Votos totales: 96

Comparte:
MUNDANA

Vive para el placer. Tan solo evoca,
en sus largas y trémulas miradas,
un abismo de noches desmayadas
de los hambrientos besos de mi boca.

Siente el vaho del festín. Y se desflora
la cabellera en rubias llamaradas,
mientras sueña en mis glorias consagradas
a su opulencia de bacante loca.

vive para el placer. Y en mi locura,
me siento como atado a tu hermosura,
y aplaudo sus eróticas quimeras.

Porque hay una expresión del Arte augusto
en la osada turgencia de su busto
y en la comba imperial de sus caderas!

Autor del poema: Francisco Aníbal Riu

71.43%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:
Placer

Enviado por jesusf  Seguir

Necesito tocarte y que tu me toques, que sientas el consuelo de mi miembro entre tus piernas, húmeda te pones y juntos llegamos al cielo.
Me pides a gritos que sea tu compañía, cuando solo quieres consuelo y dolor placentero, te penetro y mas húmeda estas pidiendo que no pare, a punto de explotar estoy, cuando solo con tu gemir te lleno de mi semen y de mis deseos de seguir, me arañas la espalda y me aprietas con tus piernas, dejando me encerrado en la cárcel con tus venas.
Quieres mas de mi, me agarras el miembro y lo aprietas, lo sabores una y otra vez, dándome placer, quieres volver a fusionar nuestras almas en un solo deseo, pasión, satisfacción y el amor queda olvidado.
Eres una mujer total y entera, no me importa tu pasado, mientras tu futuro sea que busquemos el placer juntos.

70.97%

votos positivos

Votos totales: 31

Comparte:
DESEO

Sobre la tibia arena de la playa
tu amante cita con placer espero;
el sol retuesta mis desnudos hombros
y entre mi falda juguetea el viento.

Ya con salobres aguas cristalinas
el mar de añil acarició mi cuerpo;
llevo en los labios un coral partido
y una concha prendida en los cabellos.

Las esmeraldas de mis ojos tristes
aguardan tus pupilas de bohemio,
y mis manos germinan las caricias
que brotan al contacto de tus dedos.

Ven, ya se abren cual rojos amarantos
los capullos en flor de mis deseos,
y entre mis labios trémulos se enciende
la loca llamarada de mis besos.

Autor del poema: Laura Victoria

70.96%

votos positivos

Votos totales: 303

Comparte:
EL INSECTO

De tus caderas a tus pies
quiero hacer un largo viaje.

Soy más pequeño que un insecto.

Voy por estas colinas,
son de color de avena,
tienen delgadas huellas
que sólo yo conozco,
centímetros quemados,
pálidas perspectivas.

Aquí hay una montaña.
No saldré nunca de ella.
¡Oh qué musgo gigante!
¡ Y un cráter, una rosa
de fuego humedecido!

Por las piernas desciendo
hilando una espiral
o durmiendo en el viaje
y llego a tus rodillas
de redonda dureza
como a las cimas duras
de un claro continente.

Hacia tus pies resbalo,
a las ocho aberturas,
de tus dedos agudos,
lentos, peninsulares,
y de ellos el vacío
de la sábana blanca
caigo, buscando ciego
y hambriento tu contorno
de vasija quemante!

Autor del poema: Pablo Neruda

70.83%

votos positivos

Votos totales: 48

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 60 Poemas eróticos

Añade tus comentarios