39 Poemas de sueños 

DEL SUEÑO

Anoche vislumbré un sueño
No fue épico, ni sonado
aparecías tendiéndome la mano,
con una mirada suave.

De mi vida ya no soy dueño.
Porque gracias a tu sonrisa
vivo sin melancolía,
emocionado con el nuevo viaje.

Ya no hay más versos
ahora que palpita mi pecho,
ahora, cuentan los hechos
un cuento de amor de ésos.

Autor del poema: Nemo

83.33%

votos positivos

Votos totales: 150

Comparte:

UN SUEÑO

¡Recibe en la frente este beso!
Y, por librarme de un peso
antes de partir, confieso
que acertaste si creías
que han sido un sueño mis días;
¿Pero es acaso menos grave
que la esperanza se acabe
de noche o a pleno sol,
con o sin una visión?
Hasta nuestro último empeño
es sólo un sueño dentro de un sueno.

Frente a la mar rugiente
que castiga esta rompiente
tengo en la palma apretada
granos de arena dorada.
¡Son pocos! Y en un momento
se me escurren y yo siento
surgir en mí este lamento:
¡Oh Dios! ¿Por qué no puedo
retenerlos en mis dedos?
¡Oh Dios! ¡Si yo pudiera
salvar uno de la marea!
¿Hasta nuestro último empeño
es sólo un sueño dentro de un sueño?

Autor del poema: Edgar Allan Poe

82.74%

votos positivos

Votos totales: 197

Comparte:

EL HONDO SUEÑO

Este soñar a solas... ¡Si tu vida
de pronto amaneciese ante mi espera!
¿Por dónde voy cayendo? Primavera,
mientras, en tomo mío dilapida

su olor y se me escapa en la caída.
¡Tan solitariamente se acelera
-y está la noche ahí, variando fuera-
la gravedad de un ansia desvalida!

Pero tanto sofoco en el vacío
cesará. Gozaré de apariciones
que atajarán el vergonzante empeño

de henchir tu ausencia con mi desvarío.
¡Realidad, realidad, no me abandones
para soñar mejor el hondo sueño!

Autor del poema: Jorge Guillén

81.63%

votos positivos

Votos totales: 49

Comparte:

ANOCHE, ME DEJASTE Y DORMISTE

Anoche, me dejaste y dormiste
tu propio sueño profundo. Esta noche
te das vueltas y vueltas. Digo,
"Tú y yo estaremos juntos hasta
que se desintegre el universo".
Murmuras cosas que pensabas
cuando estabas ebrio.

Autor del poema: Yalal Al-Din Rumi

80.70%

votos positivos

Votos totales: 57

Comparte:

NO QUIERO IRME A DORMIR YA...

Enviado por stephanie  Seguir

No quiero irme a dormir,
Ya no sé qué será de mí y de mi vida.
No quiero irme a dormir,
Hace ya un tiempo que mis sueños no son agradables.
No quiero irme a dormir,
Me aterra lo que pueda pasar cuando despierte.
No quiero irme a dormir,
Van pasando las noches y cada vez menos comprendo.
No quiero irme a dormir,
Quiero detenerme un momento a pensar: “¿Qué puede ser peor?”.
No quiero irme a dormir,
¿Cuál es mi error?, ¿Cuál si no es amar?, no puedo arrancarme el corazón para dejar de sentir.
No quiero irme a dormir…

79.17%

votos positivos

Votos totales: 24

Comparte:

Soñar

Enviado por gabl  Seguir



Soñando con los ojos
fijos en el campo florido,
adivino tu figura emerger
entre flores de intenso color.

Flotando sobre sus capullos
y pétalos de degradados colores,
marcas el tiempo como tránsito
de mi pausado sueño.

Entre el día o la noche
navegando en barca agitada
en mar de olas imaginarias
de blancas espumas.

Salpican mi rostro aletargado
y me despiertan del sueño
sobre aguas que reflejan
la policromía del campo florido.

gbl
27/08/2017
Derechos Reservados de Autor

78.26%

votos positivos

Votos totales: 23

Comparte:

PEQUEÑAS MUERTES

Los sueños son pequeñas muertes
tramoyas anticipos simulacros de muerte
el despertar en cambio nos parece
una resurrección y por las dudas
olvidamos cuanto antes lo soñado
a pesar de sus fuegos sus cavernas
sus orgasmos sus glorias sus espantos
los sueños son pequeñas muertes
por eso cuando llega el despertar
y de inmediato el sueño se hace olvido
tal vez quiera decir que lo que ansiamos
es olvidar la muerte
apenas eso.

Autor del poema: Mario Benedetti

77.54%

votos positivos

Votos totales: 236

Comparte:

SOÑÉ QUE TÚ ME LLEVABAS

Soñé que tú me llevabas
por una blanca vereda,
en medio del campo verde,
hacia el azul de las sierras,
hacia los montes azules,
una mañana serena.

Sentí tu mano en la mía,
tu mano de compañera,
tu voz de niña en mi oído
como una campana nueva,
como una campana virgen
de un alba de primavera.
¡Eran tu voz y tu mano,
en sueños, tan verdaderas!...
Vive, esperanza ¡quién sabe
lo que se traga la tierra!

Autor del poema: Antonio Machado

76.97%

votos positivos

Votos totales: 712

Comparte:

UN SUEÑO

Cierta vez un sueño tejió una sombra
sobre mi cama que un ángel protegía:
era una hormiga que se había perdido
por la hierba donde yo creía que estaba.

Confundida, perpleja y desesperada,
oscura, cercada por tinieblas, exhausta,
tropezaba entre la extendida maraña,
toda desconsolada, y le escuché decir:
“¡Oh, hijos míos! ¿Acaso lloran?
¿Oirán cómo suspira su padre?
¿Acaso rondan por ahí para buscarme?
¿Acaso regresan y sollozan por mí?"

Compadecido, solté una lágrima;
pero cerca vi una luciérnaga,
que respondió: “¿Qué quejido humano
convoca al guardián de la noche?

Me corresponde iluminar la arboleda
mientras el escarabajo hace su ronda:
sigue ahora el zumbido del escarabajo;
pequeña vagabunda, vuelve pronto a casa."

Autor del poema: William Blake

76.92%

votos positivos

Votos totales: 26

Comparte:

Sueños Rotos

Enviado por aurie  Seguir

Sueños rotos
a golpes de realidad,
paraísos perdidos
que no dan consuelo,
mientras caminamos
por el mismo infierno.
Sueños rotos
por falsos dioses,
que promesa a promesa
desgarraron la piel
de pies a cabeza
hasta tocar el interior.

76.69%

votos positivos

Votos totales: 489

Comparte:

EL PAÍS DE LOS SUEÑOS

¡Despierta, despierta, mi pequeño!
Tú eras la única alegría de tu madre;
¿Por qué lloras en tu sueño tranquilo?
¡Despierta! Tu padre te protege.

‘Oh, ¿que tierra es la Tierra de los Sueños?
¿Cuáles son sus montañas, y cuáles sus ríos?
¡Oh padre! Allí vi a mi madre,
Entre los lirios junto a las bellas aguas.

‘Entre los corderos, vestida de blanco,
Caminaba con su Thomas en dulce deleite.
Lloré de alegría, como una paloma me lamento;
¡Oh! ¿Cuándo volveré allí?

Querido hijo, también yo junto a ríos placenteros
He caminado la noche entera en la Tierra de los Sueños;
Pero por serenas y cálidas que fuesen las anchas aguas,
No pude llegar hasta la otra orilla.

‘¡Padre, oh padre! ¿Qué hacemos aquí
En esta tierra de incredulidad y temor?
La Tierra de los Sueños es mucho mejor, allá lejos,
Por sobre la luz del lucero del alba’.

Autor del poema: William Blake

76.19%

votos positivos

Votos totales: 21

Comparte:

VIENTO DE NOCHE

El viento es un can sin dueño,
que lame la noche inmensa.
La noche no tiene sueño.
Y el hombre, entre sueños, piensa.

Y el hombre sueña, dormido,
que el viento es un can sin dueño,
que aúlla a sus pies tendido
para lamerle el ensueño.

Y aun no ha sonado la hora.

La noche no tiene sueño:
¡alerta, la veladora!

Autor del poema: Dámaso Alonso

75.86%

votos positivos

Votos totales: 29

Comparte:

SUEÑO MORIR CADA HORA...

Sueño morir cada hora
frente al rumor de su frente.
Sueño que muere en mis labios
la luz de aquello que siente.

Mil lenguas cubren de oro
la soledad de su cuerpo.
Niños con alas de nieve
cubren su pecho por dentro.

Ángeles malvas recogen
su cabellera en mis labios.
Mi cuerpo, el suyo, asombrados
cual hilos de oro de un cántico.

Mi cuerpo, el suyo, enlazados
cual vivos troncos en llamas
que un viento azul agitaran,
caliente en mieles y nardos.

Autor del poema: Ricardo Peña

75.36%

votos positivos

Votos totales: 211

Comparte:

He soñado

Enviado por richy  Seguir

He soñado que soñaba
porque no sueño contigo
te sueño tanto de día
que de noche estoy rendido.

He soñado que soñaba
con tu amor cada mañana
y que contigo vivía
como un príncipe y su hada.

He soñado que soñaba
entre las nubes volar
y que había un paraíso
donde yo te iba a adorar.

He soñado que soñaba
que tu vivías por mi
y que mi amor encendía
en ti, el ansia de vivir.

He soñado que soñaba
que paseaba contigo
siempre juntos de la mano
felices y muy unidos.

He soñado que soñaba
que los campos florecían
cuando nuestro amor llegaba
y la tierra lo absorbía.

He soñado que soñaba
que te entregabas a mi
y que yo era en este mundo
el mas rico y mas feliz.

He soñado que soñaba
que el tiempo se detenía
y vivía nuestro amor
sin descanso día a día.

He soñado que soñaba
que la vida sueño es
es soñado que soñaba
que siempre te adorare.

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

Dígitos

Enviado por brandigamo  Seguir


Como todo surge y existe
miramos reflejos
y oímos ecos

Donde rápido el ir venir
cuando son comandados por la razón
y son excluidos en la conciencia del hoy.

Primamos los dígitos
y en mi realidad
de unos y ceros.

Crezco en estas realidades distantes
complejas,
constantes.
Donde el principio
como ilusión
y el final solo la introducción.



75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

UN SUEÑO

A Ch....

¿Quieres oír un sueño?...
Pues anoche
vi la brisa fugaz de la espesura
que al rozar con el broche
de un lirio que se alzaba en la pradera
grabó sobre él un «beso»,
perdiéndose después rauda y ligera
de la enramada entre el follaje espeso.
Este es mi sueño todo,
y si entenderlo quieres, niña bella,
une tus labios en los labios míos,
y sabrás quién es «él», y quién es «ella».

Autor del poema: Manuel Acuña

74.47%

votos positivos

Votos totales: 94

Comparte:

LOS SUEÑOS

El hada más hermosa ha sonreído
al ver la lumbre de una estrella pálida,
que en hilo suave, blanco y silencioso
se enrosca al huso de su rubia hermana.

Y vuelve a sonreír porque en su rueca
el hilo de los campos se enmaraña.
Tras la tenue cortina de la alcoba
está el jardín envuelto en luz dorada.

La cuna, casi en sombra. El niño duerme.
Dos hadas laboriosas lo acompañan,
hilando de los sueños los sutiles
copos en ruecas de marfil y plata.

Autor del poema: Antonio Machado

74.05%

votos positivos

Votos totales: 5980

Comparte:

Ausencia

Enviado por shara_14  Seguir

"Tu ausencia abarca
todo mi existir y
cuando no estas
siento un vacío aquí.

La luna es la que me
acompaña en mis desvelos,
en esos días donde tu
ausencia perturba mis sueños.

En sueños donde apareces y
al despertar te desvaneces,
No entiendo él porque
de tanta oscuridad que
Invade mi mente.

Cuando todo está
apunto de terminar,
una pesadilla se
hace realidad.

Luego de tu ausencia
te vuelvo a encontrar,
pero ahora estas con alguien,
que no te sabe valorar."

73.33%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

NOCTURNO SUEÑO

Abría las salas
profundas el sueño
y voces delgadas
corrientes de aire
entraban

Del barco del cielo
del papel pautado
caía la escala
por donde mi cuerpo
bajaba

El cielo en el suelo
como en un espejo
la calle azogada
dobló mis palabras

Me robó mi sombra
la sombra cerrada
Quieto de silencio
oí que mis pasos
pasaban

El frío de acero
a mi mano ciega
armó con su daga
Para darme muerte
la muerte esperaba

Y al doblar la esquina
un segundo largo
mi mano acerada
encontró mi espalda

Sin gota de sangre
sin ruido ni peso
a mis pies clavados
vino a dar mi cuerpo

Lo tomé en los brazos
lo llevé a mi lecho

Cerraba las alas
profundas el sueño.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

73.33%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

DORMIR

¡Yo lo que tengo, amigo, es un profundo
deseo de dormir!... ¿Sabes?: el sueño
es un estado de divinidad.
El que duerme es un dios... Yo lo que tengo,
amigo, es gran deseo de dormir.

El sueño es en la vida el solo mundo
nuestro, pues la vigilia nos sumerge
en la ilusión común, en el océano
de la llamada «Realidad». Despiertos
vemos todos lo mismo:
vemos la tierra, el agua, el aire, el fuego,
las criaturas efímeras... Dormidos
cada uno está en su mundo,
en su exclusivo mundo:
hermético, cerrado a ajenos ojos,
a ajenas almas; cada mente hila
su propio ensueño (o su verdad: ¡quién sabe!)

Ni el ser más adorado
puede entrar con nosotros por la puerta
de nuestro sueño. Ni la esposa misma
que comparte tu lecho
y te oye dialogar con los fantasmas
que surcan por tu espíritu
mientras duermes, podría,
aun cuando lo ansiara,
traspasar los umbrales de ese mundo,
de tu mundo mirífico de sombras.

¡Oh, bienaventurados los que duermen!
Para ellos se extingue cada noche,
con todo su dolor el universo
que diariamente crea nuestro espíritu.
Al apagar su luz se apaga el cosmos.

El castigo mayor es la vigilia:
el insomnio es destierro
del mejor paraíso...

Nadie, ni el más feliz, restar querría
horas al sueño para ser dichoso.
Ni la mujer amada
vale lo que un dormir manso y sereno
en los brazos de Aquel que nos sugiere
santas inspiraciones. ..
«El día es de los hombres; mas la noche,
de los dioses», decían los antiguos.

No turbes, pues, mi paz con tus discursos,
amigo: mucho sabes;
pero mi sueño sabe más... ¡Aléjate!
No quiero gloria ni heredad ninguna:
yo lo que tengo, amigo, es un profundo
deseo de dormir...

Autor del poema: Amado Nervo

72.98%

votos positivos

Votos totales: 248

Comparte:

Desde el 1 hasta el 20 de un total de 39 Poemas de sueños

Añade tus comentarios