58 Poemas de tristeza 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

Tormenta

Enviado por gabl  Seguir

Y finalmente llegó la tarde, fue como desertar del tedio y el hastío.
La esperaba viendo las horas de la mañana avanzar lentamente
bajo un cielo ennegrecido que presagiaba tormenta.
Solo comparable con las que se desatan en mi alma, inesperadas y repentinas.

gbl
10/06/2018
Derechos Reservados de Autor

100.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

ELLA ESTA SOLA SOLA EN UN...

Enviado por is-may  Seguir

Ella esta sola
sola en un rincón,
los demás ven como se hiere
su pobre corazón.

Su mente se inunda
de una tristeza profunda,
que atraviesa su alma
arrebatando la calma.

Solo quiere compañía
compañía de su amor,
aquel que volvería
pero nunca volvió.

87.50%

votos positivos

Votos totales: 48

Comparte:

ROMANCE DEL AHORCADO

Enviado por doblezeroo  Seguir

~~~~~~

Mira hacia lo alto la niña
al ahorcado de la plaza
que arriba lleva colgado
hace hoy ya una semana.

Rizando el rizado rizo
una mentira se ensancha
la verdad queda en el rostro
y en la boca las patrañas.
Juan tiene en los ojos roto
el cristal de las palabras
y su mujer bien lo sabe
y su mujer bien lo calla.

Rizado el rizado rizo
ya ha pasado una semana
de la traidora vendetta
y Juan retorna a su casa
como se vuelve al trabajo
volviendo como si nada
mientras su mujer lo sabe
mientras ella se lo calla.

Pedro fue el ajusticiado
pero eran dos en la cama
y puso a Dios por testigo
pero Dios allí no estaba
y por el ¡¿que dirán?!, dijo
que hubo sido violada,
la mujer de Juan, mintiendo,
la mujer de Juan, la mala.

Treinta collares de espinas
desangran en su garganta
cuando le habla algún vecino
de la angustiosa mañana
que a su mujer fornicando
con el amigo encontraba
pero en el pueblo sabían
mas de lo que confesaban.

Rizando el rizado rizo
en los tejados temblaba
la sangre de Juan el muerto
y las mentiras gritaban
mientras abajo en las calles
silbaban las hojalatas
y en los portales sabían
mucho en lo que se callaban.

Mira hacia arriba la niña
hija de Pedro y la mala
la niña mira a su padre
el ahorcado de la plaza
pálido como la muerte
helado como la plata
colgado de aquella soga
anudada en la garganta
mientras la niña tirita
llorando como una blanca
indefensa y pequeñita
paloma recién cortada.

~~~~~~

84.94%

votos positivos

Votos totales: 259

Comparte:

GOLONDRINAS

Las dulces mensajeras de la tristeza son...
son avecillas negras, negras como la noche.
¡Negras como el dolor!

¡Las dulces golondrinas que en invierno se van
y que dejan el nido abandonado y solo
para cruzar el mar!

Cada vez que las veo siento un frío sutil...
¡Oh! ¡Negras avecillas, inquietas avecillas
amantes de abril!

¡Oh! ¡Pobres golondrinas que se van a buscar
como los emigrantes, a las tierras extrañas,
la migaja de pan!

¡Golondrinas, llegaos! ¡Golondrinas, venid!
¡Venid primaverales, con las alas de luto
llegaos hasta mí!

Sostenedme en las alas... Sostenedme y cruzad
de un volido tan sólo, eterno y más eterno
la inmensidad del mar...

¿Sabéis cómo se viaja hasta el país del sol?...
¿Sabéis dónde se encuentra la eterna primavera,
la fuente del amor?...

¡Llevadme, golondrinas! ¡Llevadme! ¡No temáis!
Yo soy una bohemia, una pobre bohemia
¡Llevadme donde vais!

¿No sabéis, golondrinas errantes, no sabéis,
que tengo el alma enferma porque no puedo irme
volando yo también?

¡Golondrinas, llegaos! ¡Golondrinas, venid!
¡Venid primaverales! ¡Con las alas de luto
llegaos hasta mí!

¡Venid! ¡Llevadme pronto a correr el albur!...
¡Qué lástima, pequeñas, que no tengáis las alas
tejidas en azul!

Autor del poema: Alfonsina Storni

83.33%

votos positivos

Votos totales: 54

Comparte:

INTUICIÓN DEL FRÍO

No es el de la niñez,
aquellas mañanas de diciembre,
a lo largo del río,
hacia el colegio.

Ni se trata tampoco de aquel otro
que te sorprendería
años después
más de una madrugada
dando tumbos.

No, este es distinto, este
da miedo:
viene
del futuro.

Autor del poema: Karmelo Iribarren

81.15%

votos positivos

Votos totales: 122

Comparte:

Ella

Enviado por gabl  Seguir

"Verso Libre"
Tornó su mirada al mar,
mientras que las olas,
en su vaivén rompían en la orilla ,
dibujando diversas figuras,
que desaparecían al sumirse en la blanca arena,
a la vez que salpicaban su rostro,
confundiéndose con las efímeras lágrimas,
que brotaban de sus verdes ojos.

gbl
02/04/2018
Derecho Reservados de Autor

80.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

Tus ojos

Enviado por gabl  Seguir

Son tus ojos tristes, de luz opacada
que marchitan tu mirada descarriada,
marcando las ojeras que deja el sueño
entrecortado y tormentoso en noche sin dueño.

gbl
09/05/2018
Derechos Reservados de Autor

80.00%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

Mi viejo pueblo

Enviado por jorjais  Seguir

Algún día me iré del lugar donde nací.
con melancolía recordaré lo que en mi infancia viví,
amigos, familia y mil historias perdidas.
Recordaré aquellos sueños que de niño tenía.

Al regresar, mis ojos se humedecerán
al escuchar viejas canciones que muchos recuerdos traerán,
al ver aquel pueblo donde un chiquillo sonreía
y aquellos lugares donde jugaba todo el día.

Algún día yo me iré
y con mi maleta en la mano
a mi viejo pueblo volveré.

78.95%

votos positivos

Votos totales: 19

Comparte:

LAS MAÑANAS TRANSCURREN CLARAS

Las mañanas transcurren claras
y desiertas. Así se abrían tus ojos
en otro tiempo. La mañana
fluía lentamente, era una gorga
de luz inmóvil. Callaba.
Tú callabas, viva. Las cosas
existían bajo tus ojos
(sin pena, sin fiebre, sin sombra)
como un claro mar en la mañana.
Luz, donde estás tú está la mañana.
Tú eras la vida y las cosas.
Despiertos en ti respirábamos
bajo el cielo que perdura en nosotros.
Sin pena, sin fiebre entonces,
sin esta pesada sombra del día,
poblado y distinto. Oh luz,
claridad lejana, aliento
vehemente: vuelve tus ojos
inmóviles, claros, hacia nosotros.
La mañana que pasa es oscura
sin la luz de tus ojos.

Autor del poema: Cesare Pavese

78.57%

votos positivos

Votos totales: 56

Comparte:

YA LO SÉ, LA MEMORIA

Ya lo sé, la memoria
no es un lugar seguro.
Está llena de trampas,
consuelos, desconsuelos,
atajos, emboscadas,
pistas falsas, canciones
lacrimógenas, torpes
maneras de quedar
bien,
traiciones, heroísmos,
fotos trucadas siempre
con el fotoshop tonto
de la melancolía.

Ya lo sé, es lo que somos:
nostalgia y cirugía.
¿Recuerdas lo felices
que fuimos el verano
de la inmortalidad?

Autor del poema: Javier Rodríguez Marcos

78.57%

votos positivos

Votos totales: 14

Comparte:

Despédida

Enviado por gabl  Seguir

Una noche me dijiste, que dejaste
de quererme, aún sabiendo
que mentías, me amabas en silencio
más allá del final de la vida.
No comprendí tu decisión
el amor te lo llevabas tú,
arrancado de mi alma,
sin explicación, y yo pensé;
que el amor nos unió
y hoy nos separa,
será la muerte
de mi corazón enamorado,
entonces dejaré de quererte,
y puedas comprender
que fue la despedida,
que me fuí esa noche,
y cerré los ojos para siempre.

gbl
08/02/2018
Derechos Reservados de Autor

77.78%

votos positivos

Votos totales: 18

Comparte:

LLORAR

Fue en la selva, en la Amazonia ecuatoriana. Los indios shuar estaban llorando a una abuela moribunda. Lloraban sentados, a la orilla de su agonía. Un testigo, venido de otros mundos, preguntó:

—¿Por qué lloran delante de ella, si todavía está viva?

Y contestaron los que lloraban:

—Para que sepa que la queremos mucho.

Autor del poema: Eduardo Galeano

77.27%

votos positivos

Votos totales: 22

Comparte:

APOLOGÍA

¿Es tu voluntad que yo crezca y decline?
Trueca mi paño de oro por la gris estameña
y teje a tu antojo esa tela de angustia
cuya hebra más brillante es día malgastado.

¿Es tu voluntad - Amor que tanto amo -
que la Casa de mi Alma sea lugar atormentado
donde deban morar, cual malvados amantes,
la llama inextinguible y el gusano inmortal?

Si tal es tu voluntad la he de sobrellevar
y venderé ambición en el mercado,
y dejaré que el gris fracaso sea mi pelaje
y que en mi corazón cave el dolor su tumba.

Tal vez sea mejor así - al menos
no hice de mi corazón algo de piedra,
ni privé a mi juventud de su pródigo festín,
ni caminé donde lo Bello es ignorado.

Autor del poema: Oscar Wilde

76.92%

votos positivos

Votos totales: 13

Comparte:

MI CORAZÓN

Es mentira
que mi corazón porque palpita
esté despierto.
Sus latidos son tan sólo
el goteo
de su llanto glacial
como el que llora al fundirse
el témpano de hielo.

Es mentira
que mi corazón porque palpita
esté despierto.
Su misión se reduce
a mantener de pie
a un muerto
que esperanzado
aún persigue sus sueños.

Autor del poema: Elías Nandino

76.16%

votos positivos

Votos totales: 411

Comparte:

Maracaibo Mía

Enviado por gabl  Seguir


Cae la tarde que refleja en el lago
matices naranjas y pálidos rojizos,
se abre la noche y el sol muere
por el poniente en descanso obligado,
¡es Maracaibo! que al anochecer imponente atrae
cálida brisa lacustre que salpica el rostro,
y contrasta las luces del espejo de agua
cual arco iris nocturno allende de la costa.

Maracaibo mía, que me viste nacer
a orillas del Coquivacoa hoy lejos de ti,
de los marullos que mueren en el malecón,
te añoro en la distancia y mi pecho
reclama la algarabía en San Juan de Dios
en velada del día de La Chinita.
¡Así es mi Maracaibo!
que a lo lejos es nostálgica y romántica.

gbl
27/09/2017
Derechos Reservados de Autor

75.00%

votos positivos

Votos totales: 12

Comparte:

Prisionero

Enviado por maudit  Seguir

Me gustaría encender un puro,
encerrado, sólo y triste, sin apuro,
iluminando la oscuridad de mi vida,
si eres prisionero es la única salida.

Prisionero por cometer un pecado,
culpable de amar sin ser amado,
aquí estoy pensando cada día,
en ti y en el amor que te daría.

Condenado a mil años de tristeza,
no de pena ni amargura ni pobreza,
porque pena tengo de mucho antes,
cuando vi por vez última los Andes.

Ahora no veo a nadie, ni a mi sombra,
todos se han ido y no me asombra,
así es la vida que me toca, desolado,
ingenuamente pensé sería a tu lado.

Por eso prendo este puro a fuego lento,
disfrutando al máximo este momento,
intentando acabar con mi sufrimiento,
comparando esta acción con el amor,
porque se prende con una pizca de ardor,
hasta consumirse en cenizas mi dolor.

Mauricio Andrés - 2017.12.07

75.00%

votos positivos

Votos totales: 16

Comparte:

Mi Vida

Enviado por gabl  Seguir

Devuélveme mis ilusiones,
mis sueños y la vida que te llevaste,
dejándome agonizante,
vacío, sin aliento,
sumido en tristezas,
sin esperanza,
en la agonía, en la hora final,
¡solo devuélveme mi vida!

gbl
30/03/2018
Derechos Reservados de Autor

75.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

Mañana.

Enviado por gabl  Seguir


Mañana me despertará el sol en mi ventana
para calentar mis sábanas y mi cuerpo,
y sentir la calidez de sus rayos en mi.

Como si despertara abrazado a la mujer
que años atrás partió dejando frío su lugar
que compartía y calentaba con mi cuerpo.

Aún su frialdad vive apegada en mi humanidad
contagiándome de visiones y sueños entrecortados.

Erizados y ateridos ante la presencia fantasmal
que recorre cada noche los rincones del ámbito.
gbl
10/03/15
Derechos Reservados de Autor

73.68%

votos positivos

Votos totales: 38

Comparte:

BOCA DE LLANTO, ME LLAMAN...

Boca de llanto, me llaman
tus pupilas negras,
me reclaman. Tus labios
sin ti me besan.
¡Cómo has podido tener
la misma mirada negra
con esos ojos
que ahora llevas!

Sonreíste. ¡Qué silencio,
qué falta de fiesta!
¡Cómo me puse a buscarte
en tu sonrisa, cabeza
de tierra,
labios de tristeza!

No lloras, no llorarías
aunque quisieras;
tienes el rostro apagado
de las ciegas.

Puedes reír. Yo te dejo
reír, aunque no puedas.

Autor del poema: Jaime Sabines

73.63%

votos positivos

Votos totales: 1892

Comparte:

Analizando

Enviado por gabl  Seguir



Vivimos y compartimos;
celos, dudas, tristezas,
tentaciones, carencias,
afectos, penas, ternura,
desamor, pasión, alegrías.

Y pese a todo;
amamos y somos amados.
Lloramos y reímos
y aun así somos inconformes,
vanos y amargados.
¿Será que ser feliz,
se torna casi imposible?
¿Cuánto cuesta la felicidad!

gbl
29/06/15
Derechos Reservados de Autor

72.22%

votos positivos

Votos totales: 18

Comparte:

Desde el 1 hasta el 20 de un total de 58 Poemas de tristeza

Añade tus comentarios