Poemas 

Así funciona Yavendrás: En el menú, tienes un montón de poemas de escritores célebres clasificados por categorías (amor, amistad,...) y también la sección "Vuestros poemas" con TODO el contenido que vais subiendo: visítala para estar al tanto de lo que publica la comunidad.

Aquí, en la portada, puedes leer los 100 mejores poemas de siempre, según vuestros votos, separados en dos listas: 50 son de autores consagrados, y los otros 50 de usuarios. Tiene mucho mérito aparecer en esta selección, así que si te esfuerzas a lo mejor te puntúan tan bien que sales aquí. ¡No dejes de intentarlo!

Si quieres buscar el contenido clasificado por autor, visita nuestra sección de Autores
 TOP50 Usuarios TOP50 Yavendrás

EL AÑO QUE SE HIZO VIEJO

Con el tiempo sumergido
en el tráfago diario,
el año se nos ha ido
en el viejo calendario.

Cuando apenas empezaba,
parecía interminable
¡y ya, tras las campanadas,
procedemos a enterrarle!.

Está llamando a la puerta
el año recién nacido
y con pereza despierta
después de cumplir los ritos:

con las campanas las uvas
y también los parabienes,
los deseos de fortuna,
los cavas y las mercedes.

Con los propósitos nuevos
pensamos cuidarlo bien,
para que fluya sereno
y no corra como exprés.

A ver si somos capaces
de sujetar bien las riendas
y quitarnos los disfraces,
los odios y las miserias.

Pero, si tras doce meses
igual se quiere marchar,
por lo menos que nos deje
más paz y prosperidad.

Autor del poema: José García Velázquez

100.00%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:

NOCHEVIEJA

Miras arder lo que ha quedado
en pie del último sendero:
la luna llena de otro enero
sobre la piel de tu pasado,
un mar que olvidas y ha olvidado
en su esplendor tu verdadero
rostro, la luz que fue primero
verbo y temblor en tu costado
y que hoy dejas partir a solas,
detrás del fuego. Hacia el poniente
moja tu máscara un sol frío.
Ya en ti la noche alza sus olas
mansas. La oyes indiferente
abrir el fuego y tu vacío.

Autor del poema: Jorge Valdés Díaz-Vélez

100.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

UN AÑO MÁS SE VA

Un año más se va
y aún no me he despedido
deja que yo te diga
que Dios te bendiga
por lo vivido y lo no vivido
y por lo que ha de llegar
pero sobretodo Dios mío
por lo que ya se ha ido
y no volverá

Autor del poema: Jorge Javier Roque

100.00%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

DÍA DE AÑO NUEVO

Día de Año Nuevo,
tanto esperar, ¿y qué?:
Un día más.

Autor del poema: Hôrô

100.00%

votos positivos

Votos totales: 11

Comparte:

UN AMIGO ES A VECES EL DESIERTO

Un amigo es a veces el desierto,
otras el agua.
Despréndete del ínfimo rumor
de agosto; no siempre
un cuerpo es el lugar de la furtiva
luz desnuda, de cargados
limoneros de pájaros
y el verano en el pelo;
en el follaje oscuro del sueño
es donde brilla
la piel mojada,
la floración difícil de la lengua.
Lo cierto es la palabra.

Autor del poema: Eugenio de Andrade

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

RECLINAS LA CARA EN LA MELANCOLÍA

Reclinas la cara en la melancolía y ni siquiera
oyes el ruiseñor. ¿O es la totovía?
Soportas mal el aire, dividido
entre la fidelidad que debes
a la tierra de tu madre y al casi blanco
azul donde el ave se pierde.
La música, digámoslo así,
fue siempre tu herida, mas también
sobre las dunas fue la exaltación
No oigas el ruiseñor. O la totovía.
Dentro de ti es
donde toda la música es ave.

Autor del poema: Eugenio de Andrade

100.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

POEMA A MI MADRE

En lo más hondo de ti,
sé que te he traicionado, madre.

Todo porque ya no soy
el niño dormido
en el fondo de tus ojos.

Todo porque tú ignoras
que hay lechos donde el frío no se para
y noches rumorosas de aguas matinales.

Por eso, a veces, las palabras que te digo
son duras, madre,
y nuestro amor es desdichado.

Todo porque perdí las rosas blancas
que apretaba junto al corazón
en el retrato enmarcado.

Si supieses cómo aún amo las rosas,
quizá no llenases tus horas de pesadillas.

Pero tú has olvidado muchas cosas;
te has olvidado de que mis piernas han crecido,
que todo mi cuerpo ha crecido,
¡y hasta mi corazón
se ha hecho enorme, madre!

Mira -¿quieres oírme?-
a veces todavía soy el niño
que se durmió en tus ojos;
aún aprieto contra el corazón
rosas tan blancas
como las que tienes en el retrato;

aún escucho tu voz:
Érase una vez una princesa
en medio de un naranjal...

Pero -sabes- la noche es enorme,
y todo mi cuerpo ha crecido.
He salido del marco,
he dado a beber mis ojos a las aves.

No me he olvidado de nada, madre.
Guardo tu voz dentro de mí.
Y te dejo las rosas.

Buenas noches. Yo me voy con las aves.

Autor del poema: Eugenio de Andrade

100.00%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

FRUTOS

Higos, fresas, manzanas,
melones, melocotones, cerezas,
peras, sandías, naranjas,
oh música de mis sentidos,
pura delicia de la lengua;
déjame ahora hablar
de la fruta que me fascina,
por el sabor, por el color,
por el aroma de sus sílabas:
mandarina, mandarina.

Autor del poema: Eugenio de Andrade

100.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

LAS NUBES

A veces bailan en las colinas
o en los ojos de las tórtolas:
van hacia al sur, buscan
la luz fresca de las islas,
los pies diminutos de la lluvia,
el estallido del mar,
el olor juvenil de la leña
todavía verde y con resina,
el alma de las placitas,
los gorriones, el susurro del alba.

Autor del poema: Eugenio de Andrade

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:

LAS MANZANAS

Del alma sólo sé lo que sabe el cuerpo:
donde la esperanza y la gracia
aspiran al ardor
del fuego está la morada del hombre.
Ve cómo arden las manzanas
en la frágil luz del invierno.
Así debería ser una
casa: brillar en el crepúsculo
sin usura ni vileza
con la compañía de las manzanas.
Así: limpia, madura.

Autor del poema: Eugenio de Andrade

100.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:

Desde el 1 hasta el 10 de un total de 50 Poemas

Añade tus comentarios