A MI QUERIDA MADRE 

Corre, oh, mi pequeño en los brazos de tu madre
Sufrimientos y languidez, pena, dolor amargo,
Para darte la vida, todo lo ha soportado
Y nueve meses en su seno tu madre te ha llevado
Cerca de su cuna, ¿no ha velado sin cesar
A ese tierno pequeño, el objeto de su ternura?
Separa con cuidado durante tu dulce sueño
El insecto que pudiera herir tu cuello bermellón

¡Qué gran fatiga ha soportado!
¡Qué de cuidados para su hijo en su primer año!
Después cultiva con esmero su espíritu
Le enseña la virtud, lo dirige, lo instruye.
Eso es lo que te ha hecho tu bondadosa madre.
Pruébale mi pequeño este reconocimiento
Que debe inspirarte a dar cuidados tan generosos
Que ese día entre todos le sea el más feliz.

Autor del poema: Julio Verne

100.00%

votos positivos

Votos totales: 1

Comparte:
Añade tus comentarios