AL PADRE FRANCISCO DE CASTRO 

La compuesta de flores maravilla,
divina protectora americana,
que a ser se pasa rosa mexicana
apareciendo rosa de Castilla;

la que, en vez del dragón (de quien humilla
cerviz rebelde en Pathmos) huella ufana
hasta aquí inteligencia soberana
de su pura grandeza, pura silla;

ya el cielo, que la copia misterioso,
segunda vez sus señas celestiales
en guarismo de flores claro suma;

pues no menos le dan traslado hermoso
las flores de tus versos sin iguales,
la maravilla de tu culta pluma.

Autor del poema: Sor Juana Inés de la Cruz

77.44%

votos positivos

Votos totales: 266

Comparte:
Añade tus comentarios