ALMA, NO LLORES 

Y no basta decir: “alma, no llores”,
si ves a un corazón que va dejando
la vida entre furiosos desgarrones.
Hay lágrimas que tienen estatura
de estrellas indomables
y es de acero o de roble su ternura.

Autor del poema: Marcos Ana

90.32%

votos positivos

Votos totales: 31

Comparte:
Añade tus comentarios