ANA 

Alumbra mi corazón y
Nunca tiene un ¡no!
A Dios le debo, ¡que sea mi amor!


Un acróstico esconde un mensaje que surge al extraer la primera letra de cada verso o línea. En este caso puede leerse "Ana".

También existen otros poemas en los que el acróstico se forma al extraer la última letra o la letra media de cada verso.

Autor del poema: Jorge Javier Roque

57.14%

votos positivos

Votos totales: 7

Comparte:
Añade tus comentarios