ANCLA PLATEADA 

Eres un buen momento para nacerme de este brazo.

Para nacerme de las rodillas.

Para nacerme:
nunca del vientre,
sí del tatuaje plateado.

Antes del óxido yo lo era todo.

Ahora soy futuro.

El hilo delicado que se anuda en el ancla.

Autor del poema: Luna Miguel

70.59%

votos positivos

Votos totales: 17

Comparte:
Añade tus comentarios