CAMPO 

El paisaje salía de tu voz
y las nubes dormían en la yema de tus dedos
De tus ojos cintas de alegría colgaron
la mañana
Tus vestidos
encendieron las hojas de los árboles
En el tren lejano iba sentada
la nostalgia
Y el campo volteaba la cara a la ciudad.

Autor del poema: Carlos Oquendo de Amat

86.67%

votos positivos

Votos totales: 30

Comparte:
Añade tus comentarios