CERTIDUMBRE 

Yo jamás he visto un yermo
y el mar nunca llegué a ver
pero he visto los ojos de los brezos
y sé lo que las olas deben ser.
Con Dios jamás he hablado
ni lo visité en el Cielo,
pero segura estoy de a dónde viajo
cual si me hubieran dado el derrotero.

Autor del poema: Emily Dickinson

76.92%

votos positivos

Votos totales: 52

Comparte:
Añade tus comentarios