CHIAPAS 

Estas tierras de guerra no me asustan,
me arropa tu recuerdo, valentía
no me sobra y las galas no me gustan
aunque presumo sí, de bonomía.

Y tú, mar de por medio, ¿qué dirías
si te dijera yo que me han herido,
que está mi corazón de enfermería?.
¡No te alarmes!, verás ha sucedido

que mi alma, alzada en armas ha cargado
la ballesta mejor que poseía,
y sin menos ni más, ha disparado

su saeta con grande puntería,
contra este pobre ausente, enamorado
y lo ha dañado de melancolía.

Autor del poema: Alberto Cortez

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:
Añade tus comentarios