CLAVELES 

Pálidas flores, cada una en equilibrio sobre un tallo articulado,
las hojas enrulándose hacia atrás en primorosas volutas corintias;
y el aire frío, como si goteara desde húmedos abetos,
o brotara de helechos no lejanos del agua,
una picante frescura de jacinto,
igual que aquel claro tiempo otoñal de eternidad,
la perenne mañana sin viento sobre una nube de septiembre.

Autor del poema: Theodore Roethke

63.04%

votos positivos

Votos totales: 46

Comparte:
Añade tus comentarios