24 Poemas de animales 

VACA Y NIÑA

Los niños de las ciudades
conocen bien el mar,
mas no la tierra.
La niña que no había visto,
nunca, una vaca
se la encontró en el prado
y le gustó.
La vaca no sonreía
-está contra sus costumbres-.
La niña se le acercó, pasos menudos,
como a una fuente materna
de leche y miel y cebada.
La vaca a su vez,
rumiando dulce pastura,
miró a la pequeña triste,
como a un becerro perdido,
y la saludó contenta:
la cola en alta alegría,
látigo amable
que festejaban las moscas.

Autor del poema: Eduardo Lizalde

54.55%

votos positivos

Votos totales: 11

Comparte:

MARIPOSAS

Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero
desde que sé que no vendrás más nunca.
He vuelto a ser aquel cantar del aguacero
que hizo casi legal su abrazo en tu cintura.
Y tú apareces en mi ventana,
suave y pequeña, con alas blancas.
Yo ni respiro para que duermas
y no te vayas.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno,
qué maneras más curiosas:
hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo.
Mariposas, mariposas
que emergieron de lo oscuro
bailarinas, silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa,
navecita blanca, delgada, nerviosa.
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo.

Así eras tú en aquellas tardes divertidas,
así eras tú de furibunda compañera.
Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera.
¡Ay mariposa!, tú eres el alma
de los guerreros que aman y cantan
y eres el nuevo ser que (hoy) se asoma
por mi garganta.

Autor del poema: Silvio Rodríguez

50.00%

votos positivos

Votos totales: 10

Comparte:

VIBRADORA CIGARRA

Vibradora cigarra: con tu lírico empeño
los veranos cantabas en la azul lejanía,
y al temblor de tus alas resonantes, fulgía
todo el sol en mis ojos y en el valle risueño.

Y callabas al verme por el linde pampeño
divagar, cuando el rayo moribundo del día,
con las blondas palmeras que la tarde mecía
tuve amores, y el llano me enseñaba el ensueño.

Hoy que lánguidas brumas se vistió la pradera,
algo espera mi alma sin saber lo que espera:
¡que el sol brille, que vuelvas y en la luz te remontes!

Ni siquiera un celaje sobre el páramo eterno...
Como tú ya no cantas, ha venido el invierno
y las mudas neblinas encanecen los montes.

Autor del poema: José Eustasio Rivera

50.00%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

mi s versos para el deleite del corazón

Enviado por henrycv79  Seguir

ANIMALANDIA

Un tigre andaba de farra
Y tocaba la guitarra
Ciertamente entretenido…
Lo ha escuchado el cocodrilo
Que paseaba por la playa
Ven y gocemos le dijo

Yo tengo algunos poemas
Que le gustan a sirena
Cuando se peina en el río…
Y los corean panteras
Cuando beben sus cervezas
Junto a león que es su amigo

Por eso elefante vino
De inmediato declamando
Y el caballo paró oídos…
El tigre le brindo un vino
Para seguir festejando

Y al brindis se unió tigrillo
Que por el lugar pasaba
De la mano con la guagua
Y un tití semidesnudo
Dándole la animación
A este ameno parrandòn
Allá en mi micay querido

Y el goce no paró en esto
Bebieron gatos y perros
Siéndose buenos amigos
Bebió con ellos el cerdo
Y las gallinas comieron
Den un pastel que lobo hiso

Al otro día amanecieron
Ebrios en animalandia
Escena de la pachanga
Dándose besos y guiños

La ardilla si se quedó
Buscando a la cucaracha
Que disque salió con rata
Por una caneca de ron
Y comiendo quesadilla
Se olvidaron del festón

Esas dos andan en algo
Dijo entre suspiros zaino
Mostrándose intolerante
Más le reprochó elefante
ya muy pasado de tragos

Aun no acaba aquí la fiesta
Vamos a donde culebra
Que tiene whisky del fino
Así fue que terminaron
En la jungla con venado
Quién se los bailó a lo lindo

Y yo presencie el reinado
De hormigas y oso en jurado
Para finalmente asirme
De placer con mis amigos

FIN

27.27%

votos positivos

Votos totales: 11

Comparte:

Desde el 21 hasta el 24 de un total de 24 Poemas de animales

Añade tus comentarios