DÉCIMAS A DIOS (VIII) 

No creo en ti, pero te adoro.
¡Qué torpeza estoy diciendo!
Tal vez te estoy presintiendo
y por soberbia te ignoro.
Cuando débil soy, te imploro;
pero si me siento fuerte,
yo soy quien hace la suerte
y quien construye la vida.
¡Pobre de mí, estoy perdida,
también inventé mi muerte!

Autor del poema: Pita Amor

84.03%

votos positivos

Votos totales: 119

Comparte:
Añade tus comentarios