Comparte:
DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR (VII) 

Apenas has vuelto, y ya
en todo mi ser avanza,
verde y turbia, la esperanza
para decirme: “¡Aquí está!”
Pero su voz se oirá
rodar sin eco en la oscura
soledad de mi clausura
y yo seguiré pensando
que no hay esperanza cuando
la esperanza es la tortura.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

83.33%

votos positivos

Votos totales: 24
Añade tus comentarios