DEDICATORIA 

A todos los prófugos del mundo, a quienes quisieron contemplar el mundo,
a los prófugos y a los físicos puros, a las teorías
restringidas y a la generalizada.
A todas las cervezas junto al mar.
A todos los que, en el fondo, tiemblan al ver un guardia.
A los que aman a pesar de su dolor y el dolor que el tiempo hace florecer en el alma.

Autor del poema: Luis Hernández

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:
Añade tus comentarios