DEL SUEÑO 

Anoche vislumbré un sueño
No fue épico, ni sonado
aparecías tendiéndome la mano,
con una mirada suave.

De mi vida ya no soy dueño.
Porque gracias a tu sonrisa
vivo sin melancolía,
emocionado con el nuevo viaje.

Ya no hay más versos
ahora que palpita mi pecho,
ahora, cuentan los hechos
un cuento de amor de ésos.

Autor del poema: Nemo

81.68%

votos positivos

Votos totales: 202

Comparte:
Añade tus comentarios