ENVIANDO DOS CONEJOS A UNA MONJA PARIENTA SUYA 

Dos conejos, prima mía,
envío a vuestra merced,
tan muertos en una red
como aquél que los envía;
hágaseles este día
en vuestra celda el entierro,
por que por dicha o por yerro
mudéis, señora, de estilo,
que si mata red de hilo,
bien matará red de hierro.

Autor del poema: Luis de Góngora

80.63%

votos positivos

Votos totales: 315

Comparte:
Añade tus comentarios