EL AMOR 

Estoy amándote como el frío
corta los labios.

Arrancando la raíz
a lo más diminuto de tus ríos.

Inundándote de dagas
de saliva esperma lumbre.

Estoy rodeado de agujas
tu boca más vulnerable.

Marcando en tus costados
el itinerario de la espuma.

Así es el amor: mortal y navegable.

Autor del poema: Eugenio de Andrade

50.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:
Añade tus comentarios