EL OTRO 

Se inventó una cara.
Detrás de ella
vivió, murió y resucitó
muchas veces.
Su cara
hoy tiene las arrugas de esa cara.
Sus arrugas no tienen cara.

Autor del poema: Octavio Paz

73.45%

votos positivos

Votos totales: 565

Comparte:
Añade tus comentarios