EN EL TREN 

Hace unos minutos
que ha recibido la llamada,
y desde entonces no ha soltado el pañuelo

Qué tristes
son las lágrimas de un viejo,
te desarman,
te dejan sin opción.

Solo puedes imaginarte lo peor.

Autor del poema: Karmelo Iribarren

80.87%

votos positivos

Votos totales: 115

Comparte:
Añade tus comentarios