EPITAFIO PARA LA TUMBA DE ADOLFO BÁEZ BONE 

Te mataron y no
nos dijeron donde
enterraron su cuerpo,

Pero desde entonces
todo el territorio
es tu sepulcro

o más bien;
en cada palmo
de territorio nacional
en que

no está tu cuerpo
tú resucitaste

Creyeron que te
mataban con una orden
de ¡fuego!

Creyeron que te
enterraban

Y lo que hacían
era enterrar una semilla.

Autor del poema: Ernesto Cardenal

87.50%

votos positivos

Votos totales: 8

Comparte:
Añade tus comentarios