ESTATURA 

Poder discrecional tuve en mi mano
y con denuedo contra el mundo fui;
dos veces temeraria lo he afrontado
tan sólo con la honda de David.
Aunque la piedra le arrojé segura
fui sólo yo la que me desplomé :
¿de Goliat fue muy grande la estatura
o quizá fue mayor mi pequeñez?

Autor del poema: Emily Dickinson

69.23%

votos positivos

Votos totales: 104

Comparte:
Añade tus comentarios