LA ESPIGA 

El golpe de la hoz sobre la espiga
repercute en el cielo؛ porque el cielo
hace del trigo el pan que calma el duelo
y hace la hostia que el pesar mitiga.

El codiciado pan de blanda miga
y la hostia ritual son, sobre e! suelo,
trasuntos de ese Dios que da Consuelo
al mismo que lo insulta y que lo hostiga.

En el campo la espiga que se mece
a compás de las músicas del viento,
siempre hacia el cielo sin doblarse crece.

Heraldo el trigo de ventura y calma
cuando no es hostia, es pan: es alimento,
¡cuando no para el cuerpo para el alma!

Autor del poema: José Santos Chocano

65.00%

votos positivos

Votos totales: 20

Comparte:
Añade tus comentarios