LA IRRACIONAL ALEGRÍA 

En la mañana clara, la risa de los dioses
retumba como un trueno.
El toro subterráneo levanta la cabeza
y los árboles tiemblan millonarios de hojas.

Tempestad transparente. ¡Azul! Y de repente
una leve sonrisa femenina, perdida,
condena al silencio los grandes poderes,
y parece que algo dice.
Pero no dice nada.

Autor del poema: Gabriel Celaya

75.00%

votos positivos

Votos totales: 264

Comparte:
Añade tus comentarios