LA LUZ DE VARSOVIA 

Y en la racha que sube a los techos
Se pierden, al punto, las mudas señales,
Y al compás alegre de enanos deshechos
Se elevan divinos los cantos nupciales.

Y en la bruma de la pesadilla
Se ahogan luceros azules y raros,
Y, al punto, se extiende como nubecilla
El mago misterio de los ojos claros.

Autor del poema: José María Eguren

80.58%

votos positivos

Votos totales: 103

Comparte:
Añade tus comentarios