LA ODISEA (FRAGMENTO) 

También verás, Odiseo, otro escollo más llano —cerca uno de otro—. Harías bien en pasar por él como una flecha. En este hay un gran cabrahigo cubierto de follaje y debajo de él la divina Caribdis sorbe ruidosamente la negra agua. Tres veces
durante el día la suelta y otras tres vuelve a soberla que da miedo. ¡Ojalá no te encuentres allí cuando la está sorbiendo, pues no te libraría de la muerte ni el que sacude la tierra! Conque acércate, más bien, con rapidez al escollo de Escila y
haz pasar de largo la nave, porque mejor es echar en falta a seis compañeros que no a todos juntos.

Autor del poema: Homero

75.00%

votos positivos

Votos totales: 4

Comparte:
Añade tus comentarios