LA VOZ 

No es la guitarra lo que alegra
o ahuyenta el miedo en la medianoche
No es su bordón redondo y manso
como el ojo de un buey
No es la mano que roza o se aferra a las cuerdas
buscando los sonidos
sino la voz humana cuando canta
y propaga los ensueños del hombre.

Autor del poema: Heberto Padilla

73.32%

votos positivos

Votos totales: 611

Comparte:
Añade tus comentarios