MIS OJOS YA NO SABEN 

Mis ojos ya no saben
sino contemplar días
y soles perdidos. ¡Cómo siento
rodar viejas tartanas
por las calles de Sinera!
A mi recuerdo llegan
olores de mar velada
por claros estíos. Perdura
en mis dedos la rosa
que cogí. Y en los labios,
tormenta, fuego, palabras
convertidas en ceniza.

Autor del poema: Salvador Espriu

80.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:
Añade tus comentarios