MUERTE (III) 

Si tienes manos, que sean
de un tacto sutil y blando
apenas sensible cuando
anestesiado me crean;
y que tus ojos me vean
sin mirarme, de tal suerte
que nada me desconcierte
ni tu vista ni tu roce,
para no sentir un goce
ni un dolor contigo, Muerte.

Autor del poema: Xavier Villaurrutia

88.78%

votos positivos

Votos totales: 98

Comparte:
Añade tus comentarios