NIÑO SOBRE EL TECHO DE UN INVERNÁCULO 

¡El viento hinchando los fondillos de mis pantalones,
mis pies haciendo crujir astillas de vidrio y masilla seca,
los crisantemos a medio crecer mirando hacia arriba como acusadores,
a través del vidrio estriado, fulgurando al sol,
unas pocas nubes blancas agolpándose hacia el este,
una hilera de olmos embistiendo y corcoveando como caballos,
y todos, todos señalando hacia arriba y gritando!

Autor del poema: Theodore Roethke

51.11%

votos positivos

Votos totales: 45

Comparte:
Añade tus comentarios