PARTIDA 

Yo soy una estación sentimental
y los adioses pitan como trenes.
Es inútil llorar.

En los contornos del crepúsculo,
ventanas encendidas
hacia los rumbos
nuevos.

Palpita
todavía
la alondra
vesperal
de su pañuelo.

Autor del poema: Manuel Maples Arce

80.95%

votos positivos

Votos totales: 42

Comparte:
Añade tus comentarios