PERDÓN 

Ya no me quedan lágrimas, mis ojos están secos.
Ya no me queda aliento, de mi alma ni el reflejo.
Mis párpados se cerrarán, el pulso se detendrá,
salvo que me perdones, y mi corazón latir volverá.

Autor del poema: Anónimo

81.02%

votos positivos

Votos totales: 569

Comparte:
Añade tus comentarios