15 Poemas de pobreza 

BAJO UN ÁRBOL

Este hombre sin pan, ese sin luces y aquel sin voz
equivalen al cuerpo de la patria,
a la herida y su sangre abotonada.

Contemplen el despojo:
nada nos pertenece y hasta nuestro pasado se llevaron.

Pero aquí viviremos.

Con la linterna mágica del hijo que no ha vuelto
abriremos de par en par la noche.
De la nostalgia por lo que perdimos
iremos construyendo un sueño a piedra y lodo.

Guardamos, los vencidos, ese sabor del polvo que mordimos.

Junto a esto
que a veces es algo menos que triste,
bajo un árbol,
desnudos si es preciso, moriremos.

Autor del poema: Roberto Sosa

66.67%

votos positivos

Votos totales: 6

Comparte:

LA HUIDA DEL VAGABUNDO

Ayudadme en mi miseria
Oí al vagabundo decir
Cuando le sacaban del tribunal
Y se lo llevaban
«Mi camino no ha sido agradable
Y me queda poco tiempo,
Y sigo sin saber
Qué mal le he hecho yo a nadie»
El juez se quitó la toga,
Sus ojos se llenaron de lágrimas
«Jamás lo comprenderías», le dijo,
«¿Por qué tienes que intentarlo?» ,
Fuera el público alborotaba,
Se le podía oír desde la puerta,
Dentro el juez bajaba del estrado
Mientras el jurado clamaba pidiendo más.
«¡Oh!, callen ya a ese maldito jurado»,
Gritaron el asistente y la enfermera.
El juicio ya fue bastante malo,
Pero esto es diez veces peor.
Justo entonces, un rayo,
Reventó el Juzgado,
Y mientras todo el mundo caía de rodillas a
rezar,
El vagabundo escapó.

Autor del poema: Bob Dylan

66.67%

votos positivos

Votos totales: 3

Comparte:

LAS FLORES DE CEDRO

Ha soltado sus flores el cedro de enfrente.
Son flores muy duras y oscuras
Como la suerte de mi país.
Y no tienen aroma.
Como si prefirieran reservar su fragancia
Para tiempos mejores.

Unas caen en los patios de las casas;
Otras, en los tejados, en los aleros.
La mayor parte se pierde en la calle.

Los niños pobres de los suburbios
Recogen las que pueden cuando pasan a la escuela
Y mientras suben la empinada cuesta
Van arrancando pétalos...
Uno...dos...tres...cuatro...cinco...
Luego le dan un puntapié a lo que queda.

Yo me quedo muy triste
Al ver los pétalos regados
Pensando en lo que harán cuando le arranquen
El último a mi país.

Autor del poema: Rafael Mendoza

60.27%

votos positivos

Votos totales: 73

Comparte:

la carttonera

Enviado por penelopo2  Seguir

LA CARTONERA
Yo limpio tus pies ciudad ingrata
Con el carro que arrastro con mi pena
Com el alma que lleno de cartones
Y que cambio por un poco de monedas.

Yo vigilo tus calles cuando duermes
Y tus hijos descansan satisfechos
Tambien somos tus hijos y buscamos
Justicia bendiciones y derechos

A pesar de todo una sonrisa
Se dibuja en mi rostro porque pienso
Que en una de esas bolsas que desprecias
Podrá encontrar mi pibe su alimento

Algún día mi patria que se rica
Abrirá generosa su tranquera
Y la vida que hoy revuelvo en tu basura
Me tenderá su mano compañera

Ya regreso en mi tren llena de bultos
Molestando a las finas pasajeras
!Perdoneme que sin querer la ensucio
No tengo otra opción !Soy cartonera!

Se que un verso no puede aunque quisiera
Cambiar tu condicion ni tu condena
Pero quiero que sepas que yo sufro
Y que arrastro con vos esta cadena.
Yo sueño como vos con un pais
Donde no haya profesion de cartonera
Donde todos podamos trabajar
Y tener nuestro hogar aunque tapera limpio sano y con amor
Que escuchen los que tienen el honor
De poder cambiar las cosas en la tierra
!los hijos de este suelo piden pan!
Y no merecen o cabe alguna duda?
Hurgar en las bolsas de residuos
La dignidad la paciencia y la locura.
J.R

60.00%

votos positivos

Votos totales: 5

Comparte:

NEGRO SIN NADA EN TU CASA

Yo te he visto cavar minas de oro
-negro sin tierra-.

Yo te he visto sacar grandes diamantes de la tierra
-negro sin tierra-.

Y como si sacaras a pedazos tu cuerpo de la tierra,
te vi sacar carbones de la tierra.

Cien veces yo te he visto echar semillas en la tierra
-negro sin tierra-.

Y siempre tu sudor que no termina
de caer en la tierra.

Tu sudor tan antiguo, pero siempre tan nuevo
tu sudor en la tierra.

Agua de tu dolor que fertiliza
más que el agua de nube.

Tu sudor, tu sudor. Y todo para aquél
que tiene cien corbatas, cuatro coches de lujo,
y no pisa la tierra.

Sólo cuando la tierra no sea tuya,
será tuya la tierra.

Autor del poema: Manuel del Cabral

50.00%

votos positivos

Votos totales: 2

Comparte:

Desde el 11 hasta el 15 de un total de 15 Poemas de pobreza

Añade tus comentarios