POEMA 48 

De miel los ojos tuyos, Juvencio,
si alguien me dejara sin parar besarlos,
sin parar hasta miles trescientos besaría,
ni nunca me parecería que saciado estaría,
no si más densa que las áridas aristas
fuera de nuestro besar la siembra.

Autor del poema: Catulo

76.60%

votos positivos

Votos totales: 47

Comparte:
Añade tus comentarios